¿Qué hace un Perito de Seguridad Privada?

El Perito de Seguridad Privada es una figura imprescindible en ciertos procesos judiciales. Su labor consiste en aportar conocimientos técnicos para ayudar al juez a elaborar una sentencia. Por lo que, el informe del perito judicial se convierte en una prueba y parte del proceso judicial.

El peritaje como prueba judicial

La ley de Enjuiciamiento Civil es clara en cuanto a la figura del perito judicial, y establece que entre los medios de prueba, debe encontrarse la evaluación del perito para complementar las evidencias judiciales.

Este experto aporta su punto de vista técnico si así lo requiere el litigio. Su informe pericial se convierte en un medio de prueba más, que puede ser utilizado por las partes con la finalidad de aclarar el proceso judicial.

El trabajo del perito se pone al servicio de la justicia para aclarar cuestiones técnicas sobre el caso. La objetividad es su estandarte, ya que es el juzgado quien lo asigna, y no las partes afectadas.

Este profesional perita conforme a la reglamentación actual dentro del ámbito de la seguridad privada, con el objetivo de identificar brechas en la seguridad y analizar las técnicas de análisis de investigación.

Descubriendo la figura del Perito de Seguridad Privada

El experto en peritaje es un técnico capaz de resolver cuestiones técnicas en materia de seguridad privada. Sus conocimientos son su principal herramienta de trabajo.

Tal y como hemos comentado con anterioridad, el perito es esencial en procesos y litigios judiciales. Por lo que ha de contar con unos valores fundamentales basados en la calidad, objetividad y ética laboral. Es una profesión con un gran peso en la justicia social y la consecución de un bien esencial como es la seguridad.

¿Cuáles son las funciones de un Perito de Seguridad Privada?

Además de unos requisitos básicos como poseer una ética y objetividad al servicio de la verdad, este experto evaluador a través de su pericia o conocimiento en la materia, es capaz de defender y argumentar su informe acorde con la normativa de seguridad privada.

Dentro de este ámbito, distinguimos dos categorías: el peritaje de oficio que presta asistencia gratuita al Ministerio fiscal y el peritaje de parte, que proporciona asesoramiento privado y dictamen en los procedimientos en los que se le solicite.

El perito puede emitir dictámenes periciales en juicios de Civil, Penal o Administrativo cuando el Magistrado lo considere pertinente. Así, los casos más comunes en los que suele participar son:

  • Reclamaciones de los usuarios de empresas de seguridad
  • En el fallo de juicios de carácter penal, para adjudicar responsabilidades y zanjar la sentencia en base a criterios normativos.
  • Accidentes y malas praxis que incluyan competencias de seguridad privada.
  • Evacuaciones
  • Planes de seguridad
  • Ordenes de puesto y jerarquías

Salidas profesionales y formación

En los numerosos procesos judiciales que implican la observación de un perito, los juzgados eligen a estos profesionales en los listados oficiales de los Institutos o Colegios donde se ha formado el profesional. Es el caso de Iniseg, donde los alumnos son inscritos en los listados judiciales de las provincias pertinentes. Cada establecimiento tiene sus normas o requisitos para que los Peritos Judiciales entren en esta lista.

Los puestos que los peritos pueden ocupar son:

  • Perito Judicial
  • Dirección y/o departamento de Seguridad Privada
  • Asesorías de Seguridad

Así mismo, asesores, consultores y profesionales de la seguridad privada pueden acceder al campo del peritaje.

Con el curso de Perito Judicial en Seguridad Privada, título propio de Fundación Aucal y con carga lectiva de 30 ECTS, el alumno conocerá la normativa y podrá desarrollar las habilidades necesarias para reaccionar de manera eficaz ante una señal de alarma de cualquier naturaleza: amenaza de intrusión, detección de incendios, amenaza de bomba, etc. También podrá realizar consultorías y auditorías, además, el alumno será registrado como Perito Judicial en los listados judiciales de: Tribunales Superiores de Justicia, Audiencias Provinciales y Juzgados Decanos .Con el seguimiento de un profesorado universitario activo en el sector y conocedor de la realidad del mismo, el alumno será capaz de comprender la legislación, realizar informes periciales y ser capaz de llevar a cabo una evaluación pericial en un proceso judicial.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

15 + diecinueve =