¿Quién es realmente Gina Haspel?

¿Quién es Gina Haspel de la CIA?

El presidente Trump anunció hace quince días una restructuración de la cúpula de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Su director hasta la fecha, Mike Pompeo, fue promocionado a Secretario de Estado, para sustituirlo se eligió a Gina Haspel, hasta ahora número dos de la agencia, convirtiéndola en la primera fémina en dirigir la todopoderosa CIA y rompiendo un “techo de cristal” desde sus inicios, hace más de setenta años.

Cambios en la CIA

Con este movimiento Trump consolida un aparato continuista y de su confianza en la dirección del espionaje americano y premia a uno de sus mayores colaboradores hasta la fecha, Pompeo. Además, sin quererlo, reafirma los estudios que exponen a Trump como el presidente con más rotación de personal de la historia.

Con este cambio se han alzado voces en contra de Gina Haspel por su historial tan interesante como discutible.

¿Quién es realmente Gina Haspel?

Gina Haspel entró en la CIA en el año 1985 y según el New York Times, ha pasado la mayor parte de su carrera encubierta, en diferentes partes del mundo. Su predecesor, Pompeo, la calificó como “espía ejemplar y gran patriota”.

Gina Haspel también ha recibido elogios de James Clapper, miembro de la administración Obama, quien afirmó que era una “profesional admirada y respetada”. También Michael Hayden, ex director de la CIA, felicitó recientemente a Haspel por su “dignidad, profesionalismo y honor”.

Pero como en toda carrera profesional también hay sombras. Se cuenta que Haspel estuvo fuertemente involucrada en diversos programas en donde se utilizaban métodos de tortura para interrogar a sospechosos, sobre todo después del once de septiembre de 2011, en donde la administración Bush dio “carta blanca” a todos y para todo.

¿Quién es Gina Haspel de la CIA?

Así mismo, según el Washington Post, Gina Haspel estaba al corriente y presuntamente dirigía “una prisión secreta en Tailandia, donde los detenidos eran sometidos a simulaciones de ahogamiento y a otros malos tratos”, mediante el uso de técnicas como el “submarino”, en donde se simula el ahogamiento del reo. El mismo medio estadounidense afirmó que Haspel también estaba implicada en la destrucción, en el año 2005, de vídeos comprometedores que mostraban técnicas de interrogatorio “exhaustivo” aplicadas a algunos reclusos en la cárcel de Tailandia. Es decir, eliminó pruebas de estas prácticas censurables e ilegales.

La tortura, una cuestión espinosa

Al margen de estas manchas, ciertamente, el presidente Trump ha sido históricamente un ferviente defensor de la utilización de la tortura como técnica de obtención de información, cuando se crea necesario. Célebres fueron sus declaraciones defendiendo el método del ahogamiento o waterboarding en el programa de televisión “This Week” del canal ABC, cuando el aún era candidato presidencial, como método para contrarrestar al Estado Islámico.

La técnica waterboarding consiste en echar agua sobre una tela que tapa la nariz y la boca del reo. Esta técnica de tortura fue instaurada por el presidente Bush después de los atentados del once de septiembre y estuvieron vigentes hasta la administración Obama, que les puso fin.

Valga decir, que en los últimos tiempos, el presidente Trump se ha moderado en sus opiniones respecto a estas cuestiones, quizá, teniendo en cuenta que las pruebas obtenidas bajo coacción, luego tortura, no son fiables ante ningún tribunal y que tales usos han contribuido a la denegación de justicia de algunas familias víctimas de los ataques del World Trade Center de Nueva York. La tortura tiene doble filo.

Ahora que parte de las políticas de seguridad nacional norteamericanas recaerán en Gina Haspel, conocida, como escribíamos al principio del artículo, por sus “interesantes trabajos” en Tailandia y otros lares, está por ver, si la opinión de la administración Trump sobre las malas praxis en los interrogatorios son ciertas o por lo contrario son simples limpiados de imagen.

Al fin y al cabo, las democracias o timocracias (como decía platón) están cimentadas sobre un estado de derecho que prohíbe tales prácticas, en caso contrario, nos pone en conflicto directo con nuestra propia esencia legal y existencial como comunidad.

PD: Timocracia es una idea desarrollada por el filósofo griego platón, que hace referencia a una sociedad basada en el honor y en la cual no todos pueden obtener representación. Para platón, la timocracia es el gobierno militar en contraposición de la democracia, el gobierno del pueblo.

Autor: Daniel Saavedra


El Instituto de Formación INISEG te ofrece el siguiente curso Experto Universitario en Inteligencia, y Obtención de Información como parte de su amplía variedad de cursos que se refieren a estos temas, muy en boga en estos tiempos.

Un Curso de Inteligencia entrega conocimientos necesarios como uno de los pilares fundamentales en las estrategias de seguridad privada.

El objetivo de este Curso de Experto en Inteligencia, Contraterrorismo y Obtención de Información, es poder entregar al alumno los conocimientos necesarios para que adquiera las capacidades de neutralizar, minimizar y eliminar riesgos o amenazas de terrorismo. La Inteligencia es un elemento clave y necesario al servicio de la seguridad global, en cualquier ámbito de la vida social y empresarial. Una formación en Inteligencia está orientada a la acción, favoreciendo la toma de decisiones para prevenir, detectar y posibilitar la neutralización de aquellas actividades de servicios extranjeros, grupos o personas que pongan en riesgo, amenacen o atenten contra el ordenamiento constitucional, los derechos y libertades de los ciudadanos españoles, la soberanía, integridad y seguridad del Estado, la estabilidad de sus instituciones, los intereses económicos nacionales y el bienestar de la población.

Tiene una duración de 2 meses y es de modalidad presencial. Convocatoria abierta para abril 2018.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

veinte − 6 =