Sexting

El Sexting y sus riesgos para la Ciberseguridad

El sexting es una práctica que ha aumentado en los últimos años, sobretodo en preadolescentes, aunque se da en todas las edades. Es una práctica que conlleva riesgos, ya que se utilizan datos personales, tanto en texto como en fotos y vídeos.

¿Qué es el sexting?

El sexting es una práctica o actividad que se realiza generalmente a través del móvil y consiste en enviar fotos, vídeos y mensajes de contenido sexual y erótico personal.

Se puede inferir que al ser un acto llevado a cabo en dispositivos tecnológicos, especialmente móviles, se practica en todo el mundo y lo que varía es la edad.

La infancia y la adolescencia son los grupos más vulnerables, especialmente entre los 10 a 12 años.

Un reciente análisis publicado en la revista JAMA Pediatrics, reveló que una parte considerable de la juventud, sobretodo menores de 18 años, practica sexting (sex: sexo, texting: escribir mensajes).

Uno de cada siete envía material sexual (14,8%) y uno de cada cuatro recibe dicho material (27,4%)

Específicamente, el sexting consiste en enviar mensajes, fotos o vídeos de contenido erótico y sexual personal a través del móvil, por medio de aplicaciones de mensajería instantánea o redes sociales, correos electrónicos u otro tipo de herramienta de comunicación.

Generalmente se realiza de manera íntima entre dos personas, pero si no se respeta la intimidad puede llegar a muchos usuarios, lo que ocurre en forma muy habitual. De ahí nace su mala fama, aunque es una práctica muy común en la actualidad.

¿Por qué se practica el sexting?

Son varias las razones, una de ellas es cuando se conoce a alguien a través de una aplicación de contactos y se desea “subir grados”, también se practica cuando la distancia impide tener relaciones sexuales y se desea mantener viva la relación o simplemente por placer o para escapar de la rutina.

Hasta aquí podríamos decir que es una práctica placentera o un juego erótico, pero si no consideramos los riesgos a los que se exponen, podría convertirse en un verdadero drama.

Conociendo los riesgos podemos saber con quién, cómo y cuándo practicarlo. Algunas personas lo practican previo a una cita sexual.

sexting

Esta práctica tiene su lado divertido también, dependiendo del cristal con que se mire, pero a la vez tiene un lado oscuro.

El lado oscuro del sexting

En la actualidad, la mayoría de niños y jóvenes tienen móviles con acceso a internet u ordenadores sin control parental, por lo tanto, al navegar por internet no siempre lo hacen en páginas seguras ni conocidas, exponiéndose al peligro de lo que esto significa.

Muchos jóvenes y niños practican sexting por diversión o porque saben que los adultos lo hacen, sin saber que podrían ser víctimas de otras personas que, con malas intenciones, podrían captarlos y conseguir que lo hagan sin consentimiento.

Aquí ya estamos hablando del Grooming, que consiste en establecer lazos de amistad con un niño o niña, de manera deliberada por parte de un adulto, para obtener satisfacción sexual por medio de fotos o vídeos del menor.

Esto es lo que se llama pederastia y es un grave problema sobre la seguridad de los menores en internet.

Esto lleva a otro problema, la sextorsión o chantaje sexual que se da en todas las edades y se combate con menos herramientas y más miedos, sobretodo en los más inmaduros emocionalmente.

Los ciberdelincuentes que realizan dichas sextorsiones juegan con la vergüenza y la culpa de la víctima para chantajearla y conseguir que haga lo que ellos le piden a cambio de no contar nada de lo sucedido. Lo que obviamente no se cumple y ya estaríamos hablando de ciberacoso o ciberbulling.

Estos delitos deben denunciarse, ya sea que le pase a otro o a uno misma, no debemos ser cómplices, porque muchas veces las fotos o vídeos que circulan en internet han sido sin consentimiento de las víctimas.

La sexualidad se debe vivir en forma natural, como cada persona desee hacerlo y no es malo si existe respeto entre todos los participantes y empezando por uno mismo.

Por todo esto, es fundamental la información y educación sexual preventiva, sobretodo, si los menores tienen acceso a móviles, tabletas u ordenadores.

Campaña de concienciación sobre los riesgos del sexting

INCIBE ha lanzado una campaña para informar de los riesgos que enfrentan los niños y adolescentes al practicar el sexting.

Se trata de una campaña de concienciación para tomar conciencia acerca de los riesgos a que se exponen los menores. Basado en la cantidad de llamadas que reciben sobre este tema.

A través de diversos medios, los padres, madres y educadores obtendrán toda la información necesaria para abordar esta problemática en el hogar y en las aulas.

En este tema tan delicado sobre la filtración de imágenes y vídeos sexuales y eróticos de menores, juega un papel muy importante la ciberseguridad que exista en los dispositivos, que generalmente, no nos preocupamos mucho de la seguridad informática de los móviles, no así de los ordenadores.

La práctica del sexting no es un problema de seguridad en sí, pero sí es un problema de riesgo, sobretodo en los menores que lo practican.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.incibe.es/sala-prensa/notas-prensa/incibe-lanza-campana-concienciacion-los-riesgos-practicar-sexting

https://www.elmundo.es/vida-sana/sexo/2018/07/20/5b50b3eb468aeb2a7d8b464e.html

 


Formación relacionada

Máster en Ciberterrorismo y Ciberguerra entrega los últimos conocimientos al alumno sobre las tendencias de ciberdelincuencia en el espacio de internet, tocando temas como la radicalización al terrorismo en este formato, predadores, estrategias de los ciberdelincuentes, etc….

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*