ETID

ETID: un apoyo en la mejora de capacidades militares para España

La Nueva versión de la Estrategia de Tecnología e Innovación para la Defensa sale a la luz debido a su constante renovación y actualización con las nuevas tecnologías, para equipar a las Fuerzas Armadas con las capacidades militares necesarias desde la esfera de I+D+i (Investigación, Desarrollo e Innovación).

Fragmentos de la Nueva Estrategia de Tecnología e Innovación de España (ETID)

El Objetivo principal de la Estrategia de Tecnología e Innovación (ETID 2020) es equipar a las Fuerzas Armadas con las capacidades militares necesarias desde la esfera de I+D+i, alineado con las directrices de la Directiva de Defensa Nacional (DDN 2020) y además, con los objetivos y directrices de la Directiva de Política de Defensa (DPD 2020).

Para cumplir con el objetivo principal de la Nueva Estrategia, que es una actualización de la Estrategia publicada en el año 2015, se debe aportar con soluciones tecnológicas avanzadas, las cuales deben apoyar el fortalecimiento de las capacidades tecnológicas e industriales en el ámbito científico, tecnológico e industrial.

Para cumplir con esta visión global de un sistema de I+D+i de Defensa, la Estrategia marca tres directrices que deben guiar cualquier actividad de I+D+i promovida en el ámbito del Ministerio de Defensa, estos tres pilares son:

1- Objetivos tecnológicos: invertir en I+D+i para conseguir los objetivos tecnológicos marcados en esta Estrategia y que son de interés para Defensa.

2- Objetivos de cooperación: se refiere a la cooperación en I+D+i dentro del ámbito nacional e internacional. En el ámbito nacional interviene el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Ciencia e Innovación y sus agencias de financiación. En el ámbito Internacional interviene el Fondo Europeo de Defensa y en menor medida el programa Horizonte Europa.

3- Objetivos de mejora continua: este objetivo busca convertir al Ministerio de Defensa en un catalizador de la I+D+i, para a su vez, convertir a España en el motor del progreso y la innovación, lo que lleva finalmente a empleos de calidad y a un mayor bienestar de la sociedad.

Finalmente, esta Estrategia se enmarca, como estrategia sectorial, dentro de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación y debemos recalcar que estamos ante una estrategia global del Ministerio de Defensa.

La razón por la cual se hace esta revisión de la Estrategia y se actualiza, es por la aparición de nuevas amenazas para la defensa, que obliga a las Fuerzas Armadas a dotarse de nuevas capacidades militares. También influye el avance acelerado de la tecnología, lo cual permite el desarrollo de sistemas más avanzados e introduce nuevos retos para el futuro.

¿Cuál es la misión principal de la I+D+i de Defensa?

La misión principal en cuánto a la política de I+D+i del Ministerio de Defensa se configura en dos objetivos muy importantes:

  • Contribuir al desarrollo de las capacidades militares.
  • Contribuir a conformar la base tecnológica e industrial nacional.

Con estos objetivos se deben alinear los objetivos específicos que se establezcan en esta Estrategia, así como también los planes y programas que se elaboren para su desarrollo.

La visión y los valores que se le impregnen a esta Estrategia son muy importantes para aprovechar al máximo las capacidades y recursos disponibles, tanto del propio Departamento como de las ayudas externas. Siendo el ámbito tecnológico muy relevante para las misiones de las FAS en la actualidad y en el futuro.

En definitiva, lo más importante de esta nueva Estrategia es impulsar el desarrollo de las capacidades tecnológicas en los agentes del sector, los cuales se engloban  bajo el acrónimo de Base Tecnológica e Industrial española (BTI).

Con el fin último, de garantizar que puedan mantener de forma sostenida la capacidad de suministrar al Ministerio de Defensa y sus Fuerzas Armadas los sistemas y equipos más avanzados tecnológicamente y que potencien las capacidades militares y contribuyan al éxito de las operaciones.

ETID

Situación actual y tendencias

Para abordar una nueva Estrategia se debe entender el estado del que se parte e identificar los condicionantes internos y externos, y a la vez, entender las barreras y retos que se deberán enfrentar y superar para alcanzar el objetivo final.

Existen dos variables de contorno que van a condicionar el grado de ambición de las actuaciones de esta Estrategia, estas son:

  • El marco temporal: para esta Estrategia se establece un marco temporal de 6 años.
  • El marco financiero: el marco financiero actuará en dos escenarios, uno en el planeamiento del recurso financiero y el otro en las programaciones económicas utilizadas para la elaboración del Objetivo de Capacidad Militar y del Objetivo de Fuerza a Largo Plazo, en el ciclo de planeamiento de la Defensa.

La situación actual y futura de las FAS se caracteriza por cambios y transformaciones periódicas y frecuentes, por lo que se debe realizar un continuo esfuerzo de actualización de las capacidades militares.

El contexto en el cual se desarrollan las operaciones de las FAS en la actualidad y seguramente a futuro, se caracteriza por un entorno de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Lo que lleva al desarrollo de nuevos dominios de confrontación que se suman a los ámbitos físicos tradicionales, terrestre, marítimo y aéreo.

En estos nuevos dominios de confrontación tenemos en primer lugar el ámbito del ciberespacio, que es transversal al resto de dominios y ya es una realidad preocupante.

Debido a la creciente globalización e interconexión de sistemas, el ciberespacio se ha vuelto muy importante, sobretodo, en el peligro que significa atacar los sistemas de información de gobiernos, empresas, infraestructuras críticas o incluso a los propios sistemas de armas.

El siguiente párrafo me pareció interesante como para terminar este breve resumen de la Nueva Estrategia de Tecnología e Innovación para la Defensa. Más abajo dejo el enlace con el texto completo.

“La tendencia es que todos estos dominios se relacionen de forma cada vez más estrecha, desarrollándose las operaciones militares en todos ellos dentro del principio de unidad de acción, y casi siempre, de forma simultánea y con carácter de continuidad, dando respuestas multidimensionales e integrales”.


Fuente utilizada en este artículo:

https://www.infodefensa.com/archivo/files/estrategia_de_tecnologia_e_innovacion_para_la_defensa_etid_2020.pdf


Oferta Formativa

Máster en Ciberseguridad, Análisis e Ingeniería

El Máster en Ciberseguridad, Análisis e Ingeniería es una titulación oficial de y II livello (primer y segundo nivel) de la universidad Pegaso de Italia, que da acceso al doctorado debido a su adaptación y acogida al plan Bolonia y al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este Máster de Ingeniería en Ciberseguridad tiene como objetivo principal la formación de expertos en el sector de la seguridad informática desde un punto de vista teórico-práctico. En especial, gracias a una focalización principalmente basada en la ingeniería informática y en las prácticas de ciberseguridad, el máster busca difundir una cultura adecuada sobre el uso de sistemas informáticos en modo correcto y seguro con el fin de mejorar las capacidades personales de contrarrestar las amenazas provenientes del ciberespacio.

Más información en nuestra página: https://www.iniseg.es/ciberseguridad/masteres-oficiales/master-ingenieria-ciberseguridad.html

 

 

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*