Geolocalización

Geolocalización: ¿se considera violación a la privacidad en casos de pandemia?

Cuándo se trata de una crisis, se toman todas las medidas posibles para combatirla. Los Gobiernos tienen como obligación mantener la seguridad de los ciudadanos, por ello se pueden utilizar todos los medios al alcance, como por ejemplo, la tecnología. Una función que tienen los móviles es la geolocalización, ¿se considera violación a la privacidad en casos de pandemia?

Geolocalización: un arma de doble filo

En España se ha tomado la decisión de utilizar una aplicación móvil, para que Sanidad pueda comprobar si un ciudadano está donde dice estar.

El Gobierno aprobó dicha norma que le permitirá a Sanidad la geolocalización por el móvil de todos los ciudadanos. Es un paso más en la lucha contra la expansión del Covid-19, a pesar de estar en el límite de los derechos fundamentales.

También fue aprobada por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos que dirige Nadia Calviño. Quién agrega lo siguiente, “se ha aprobado una norma para autorizar el desarrollo de una aplicación para el teléfono móvil que permita a las autoridades sanitarias la geolocalización de todos los ciudadanos a los efectos de verificar que se encuentra en la comunidad autónoma en que declara estar”.

En el Boletín Oficial del Estado (BOE), consta una orden ministerial publicada el 28 de marzo, en el que se le atribuye al Ministerio de Sanidad una serie de prerrogativas para poder controlar mejor la expansión  del Covid-19.

Entre esos poderes, se hace urgente la creación de una aplicación informática, para el apoyo en la gestión de la crisis sanitaria. Se espera al menos, que le permita al usuario una autoevaluación, según los síntomas médicos que comunique, ofrecer información sobre el virus y proporcionar consejos prácticos y recomendaciones a seguir, según la evaluación.

Dentro de las atribuciones que tendría sanidad con una aplicación como ésta, sería enviar mensajes vía WhatsApp a los ciudadanos en forma individualizada, cuando detecte que están viajando entre distintas ciudades autónomas. Se pretendería controlar viajes los fines de semana o a segundas residencias.

Aplicaciones para móviles que ayudarán a combatir el Covid-19

El 1 de abril, el Ministerio de Economía informó por medio de un comunicado, que iba a realizar un estudio para rastrear 40 millones de teléfonos móviles de toda España, llamado DataCovid, en colaboración con los operadores de telefonías (Telefónica, Vodafone y Orange), con el objetivo de conocer los movimientos de población entre territorios y además, contribuir a la toma de decisiones para hacer frente al coronavirus.

El Ministerio de Sanidad dio a conocer el desarrollo de una App para el móvil, cuyo fin sería dar consejos para evitar los contagios, llamada Asistencia Covid-19.

Sin embargo, ninguno de los dos departamentos ha hecho referencia a que la aplicación móvil pudiera controlar la veracidad de los datos de ubicación de los ciudadanos durante la cuarentena, pudiendo chocar con la Ley de Protección de Datos.

Para evitar cualquier problema legal, la norma publicada en el BOE, dice que la aplicación no constituirá en ningún caso: “un servicio de diagnóstico médico, de atención de urgencias o de prescripción de tratamientos farmacológicos”, ni “sustituirá en ningún caso la consulta con un profesional médico debidamente cualificado”.

Los encargados de la Aplicación, serán los departamentos de Sanidad y de Economía a través de la Secretaría General de Administración Digital.

También se le encomienda a esta Secretaría de Estado el desarrollo de un asistente conversacional para ser utilizado vía WhatsApp y por otras aplicaciones de mensajería instantánea, para entregar información oficial a la ciudadanía.

Estas normativas no infringirán la Ley Orgánica de Protección de Datos personales española del año 2018, ni los criterios interpretativos dados por la Agencia Española de Protección de Datos.

El Gobierno ya habilitó la Aplicación móvil oficial de autodiagnóstico e información llamada AsistenciaCovid-19 en seis comunidades: Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura y la Comunidad de Madrid, donde se realizó el proyecto piloto.

La Aplicación ofrece recomendaciones y pautas de actuación en caso de estar contagiado del coronavirus, a través, de una serie de datos personales de identificación y de salud que debe ingresar la persona en dicha aplicación.

Además, a través del GPS, con autorización del usuario, se validará la comunidad dónde se encuentra, para personalizar las respuestas de acuerdo al protocolo de cada una de ellas.

Según las autoridades competentes,“Todos los datos que recaba la aplicación son necesarios para poder asesorar a cada persona. En ningún caso se utilizan para realizar un control del cumplimiento de las medidas de contención. Solo se permitirá el acceso a los datos a los profesionales sanitarios y a las autoridades competentes autorizadas”.

Los datos personales se conservarán solo mientras dure la pandemia, después serán utilizados en forma anónima para fines estadísticos, por un período máximo de dos años.

El Ministerio de Economía va a desarrollar el estudio llamado Data COVID, en colaboración con el INE, en forma paralela a la App de Sanidad, donde se analizarán datos agregados y anónimos de desplazamientos de la población, mientras dure la pandemia y por el tiempo necesario mientras se restablezca la normalidad.

El objetivo de este estudio es colaborar a una toma de decisiones más eficiente basada en los datos, no incluirá datos personales y no se podrá usar para fines policiales de vigilancia durante la cuarentena. El estudio cubrirá todo el territorio nacional, pudiendo tener una muestra de 40 millones de teléfonos móviles.

Las ONGs defienden la Protección de Datos de los ciudadanos

Las ONGs piden a los Gobiernos que respeten los Derechos Humanos al utilizar tecnologías de vigilancia debido al Covid-19, como la geolocalización y reclaman un uso “legal, necesario y proporcionado” de estos sistemas para evitar una situación de vigilancia masiva.

Geolocalización

Se han unido 106 organizaciones de diversa índole de todo el mundo, las más destacadas son: Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Privacy International y la Fundación World Wide Web y han formalizado un manifiesto conjunto con esa petición.

La preocupación es, que al utilizar medidas de tecnología de vigilancia por parte de los Estados, puede incluir el acceso a los datos de ubicación del teléfono móvil, una práctica que“amenaza la privacidad, la libertad de expresión y la libertad de reunión en formas que podrían violar los derechos humanos”, dice el documento.

También suponen un riesgo de discriminación al usar la tecnología de vigilancia  y “podría dañar de forma desproporcionada a comunidades ya marginalizadas”, advierten.

Las ONGs  firmantes defienden que, “Estos son tiempos extraordinarios, pero las leyes de los derechos humanos siguen estando vigentes”. Piden a los Estados que sus esfuerzos contra el coronavirus, no se traduzcan en“una era de sistemas de vigilancia digital invasivos altamente extendidos”.

Para evitar problemas y malos entendidos, las ONGs a través del manifiesto proponen varias medidas a los Gobiernos, todo dentro de la ley y para objetivos de salud pública informados de forma transparente.

También solicitan a los Estados, que el uso de las medidas de tecnología de vigilancia, sólo sea mientras dure la pandemia, de forma temporal y que no sigan en marcha en forma indefinida.

El manifiesto también pide que la información personal de los ciudadanos que se obtenga durante esta crisis, incluso los historiales sanitarios, sea usado en forma limitada, para la emergencia sanitaria y no usarse para otros fines, como una forma de proteger la privacidad.

Algo muy importante, según las ONGs, es la Ciberseguridad en el tratamiento por parte de los datos que hagan los Gobiernos, así como evitar utilizar herramientas como la inteligencia artificial que “contribuyen a sesgos raciales” o contra poblaciones marginadas.

Las ONGs piden a los gobiernos que respeten los derechos humanos al usar tecnologías de vigilancia por el COVID-19

Además, “el manifiesto reclama que la transmisión de datos entre instituciones debe respetar la legislación vigente y anunciarse de forma pública para evitar que estos datos lleguen a terceros, como tampoco a agencias de inteligencia”.

Por último proponen, que las medidas que se tomen debido al Covid-19, que impliquen la recolección de datos personales, “deberían incluir medios para permitir la participación libre, activa y significativa” de expertos de salud pública y representantes de grupos marginados.

Estas medidas de geolocalización las usaron en China y Corea del Sur, lo que les permitió controlar los movimientos de sus ciudadanos y contener la expansión de la epidemia.

Lo mismo está haciendo la Comisión Europea en sus Estados miembros, para hacer un seguimiento del Covid-19 y poder anticipar el ritmo de evolución de los contagios, solicitando a los principales operadores  de telecomunicaciones datos de sus clientes.

Todos los Gobiernos del mundo, están tomando todas las medidas que estén a su alcance, para poder detener el contagio del coronavirus. Unos antes otros después, pero el objetivo es el mismo, el cuidado de los ciudadanos.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.europapress.es/portaltic/ciberseguridad/noticia-ong-piden-gobiernos-respeten-derechos-humanos-usar-tecnologias-vigilancia-covid-19-20200403142635.html

https://elpais.com/economia/2020-04-05/sanidad-podra-comprobar-mediante-su-aplicacion-movil-si-un-ciudadano-esta-donde-declara-estar.html

https://www.eldiario.es/tecnologia/Gobierno-coronavirus-disponible-geolocalizacion-opcional_0_1013849187.html

https://elpais.com/sociedad/2020-03-31/la-ue-rastrea-los-moviles-para-combatir-la-epidemia.html


Oferta Formativa

El Máster en Ciberseguridad, Análisis e Ingeniería, es una titulación oficial de II livello (segundo nivel) de la universidad Pegaso de Italia, que da acceso al doctorado debido a su adaptación y acogida al plan Bolonia y al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este Máster de Ingeniería en Ciberseguridad tiene como objetivo principal, la formación de expertos en el sector de la seguridad informática, desde un punto de vista teórico-práctico.

En especial, gracias a una focalización principalmente basada en la ingeniería informática y en las prácticas de ciberseguridad, el máster busca difundir una cultura adecuada sobre el uso de sistemas informáticos en modo correcto y seguro con el fin de mejorar las capacidades personales de contrarrestar las amenazas provenientes del ciberespacio.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*