Drogas y Crimen

Drogas y Crimen: ¿una relación de dependencia mutua?

La relación entre Drogas y Crimen es muy interesante de analizar, sobretodo, porque los índices han aumentado en el último tiempo. Si aumenta el consumo de drogas, aumentan los delitos, pero no necesariamente es así. No todo aquel que consume drogas es un delincuente y no todo delincuente consume drogas. Pero, lo más importante y relevante de esto, es que sea como sea, va en contra de la seguridad de la ciudadanía.

Drogas y Crimen: en contra de la seguridad

El consumo de drogas generalmente se relaciona con delincuencia, ya sea que delinquen para obtenerla o que cometan delitos bajo la influencia de las drogas.

Generalmente, cuando un delincuente actúa con extrema violencia sin mediar las consecuencias y sin detenerse, muchas veces hasta cometer asesinato, es porque está bajo la influencia de las drogas.

Según algunas investigaciones, la relación entre Drogas y Crimen, arroja evidencia contundente de la magnitud del uso y abuso de drogas entre quienes cometen delitos y las probabilidades de riesgo delictual que traen consigo las drogas.

Las estadísticas también tienen algo que decir, ya que se ha observado con gran precisión la asociación entre drogas y crimen. La probabilidad de cometer un delito es entre 2,8 y 3,8 veces mayor entre quienes han usado drogas, que entre quienes no lo han hecho.

Las drogas más comúnmente asociadas con el crimen son: crack, heroína y cocaína. La marihuana también tiene una relación significativa con el delito, aunque en montos menores, de alrededor de 1,5 veces. En cambio el crack tiene mayor incidencia en la probabilidad de delinquir, pudiendo aumentar hasta seis veces. La heroína tiene un incremento que fluctúa entre 3 y 3,5 veces. La cocaína alrededor de 2,5 veces.

Según algunos estudios, se ha podido comprobar que hay mayor consumo de drogas en la población delictiva. Pero, no debemos olvidar que hay muchas personas que consumen drogas y no delinquen y existen otras personas que delinquen sin haber consumido nunca drogas.

Sin embargo, la probabilidad que Drogas y Crimen estén asociados es alta, consistente y significativa.

Debido a esto podemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Son las drogas las que producen el delito? o  ¿Es el compromiso delictual el que abre las puertas al consumo de drogas?

Según una explicación de la sociología, podría ser un comportamiento desviado, como un factor determinante común.

No se puede decir a ciencia cierta, que es lo uno o lo otro, ya que son muchos los factores que intervienen en este tema. Está el hábitat, la parte económica, la educación, la parte social, la familia, las amistades, etc. Obviamente sin generalizar, ya que siempre hay excepciones.

También influye a qué edad se empieza a consumir drogas y a qué edad se empieza a delinquir. No significa que los dos aspectos vayan de la mano.

Adolescentes y Drogas: ¿delincuencia?

En la etapa de la adolescencia, tal como la palabra lo dice, se adolece de muchas cosas. Es una etapa de búsquedas, de conocer el mundo que lo rodea, de inseguridades, de probar cosas nuevas, de hacer cosas nuevas, etc. No se tiene la madurez necesaria, muchas veces,  para saber tomar decisiones, pero sí se tiene discernimiento y responsabilidad de las decisiones que se toman.

Drogas y Crimen

La relación drogas y adolescentes es muy complicada, sobretodo en las sociedades postmodernas, constituye un período crítico para el desarrollo de experiencias de consumo de drogas.

El uso y abuso de ciertas drogas, se debe distinguir en función del grado de exclusión social en que vive la persona implicada.

Los adolescentes consumen por diferentes motivos, por imitar a otros, por probar cosas nuevas, para ser aceptados en un grupo, por aburrimiento, por ociosidad, etc.

Desde el consumo pasivo o social, se puede pasar al consumo habitual y sobreconsumo que puede llevar al delito.

Cuándo la droga está relacionada con el delito, toma un  significado diferente, porque ya no es por placer el consumo, sino por satisfacer el vicio a cualquier  precio, o simplemente por el hecho de delinquir bajo la influencia de las drogas, incluyendo el alcohol.

Influye mucho el grupo de amistades en el consumo o no de drogas, ya que el adolescente siempre está queriendo obtener la aprobación de sus pares. Pero desde ese paso a cometer delitos, no hay mucho trecho, dependiendo de muchos factores, por eso es tan complejo el tema.

Según algunas investigaciones, “el grupo puede inhibir la responsabilidad individual, favorecer la excesiva dependencia y conformismo, inhibir la toma de decisiones libre y personal o facilitar conductas inadecuadas, entre las que se incluye el consumo de alcohol u otras drogas y otras conductas problema”.

Esta investigación plantea que el grupo apoya esas acciones y ello genera dinámicas de compromiso, tanto en las acciones delictivas como en los consumos de drogas o cualquier otra situación que se viva en el grupo.

Por tanto, “puede darse un efecto de refuerzo mutuo entre la actividad delictiva y el consumo de drogas, de manera que las personas inmersas en una subcultura delictiva transgresora presenten un mayor riesgo de acabar teniendo problemas con las drogas y las personas que tienen problemas con las drogas presenten un mayor riesgo de acabar participando en actividades delictivas”.

Como ya dijimos, es muy complejo el tema, tiene muchas aristas para ser analizado, incluso aquí no mencionamos la parte psicológica, que es aún más compleja. Pero sin duda, existen ciertas características psicológicas que están presentes en las personas que consumen drogas y delinquen, que en otra oportunidad analizaremos.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.cepchile.cl/cep/site/artic/20160304/asocfile/20160304095323/rev119_valenzuela_larroulet.pdf

https://journals.openedition.org/revestudsoc/346

http://www.emcdda.europa.eu/attachements.cfm/att_44774_ES_Dif16ES.pdf


Oferta Formativa

Formación en Psicopatología Criminal

La psicopatología criminal, como una disciplina que se encuentra en la Psicología, se centra en estudiar la relación entre crimen y trastornos psicológicos. Puedes estudiar el Máster Oficial en Psicopatología Criminal que analiza toda esta área de acción.

Este Máster Oficial en Psicopatología persigue preparar y titular a todo aquel que quiera profundizar en el mundo de la psicopatología criminal, especialmente, al que pretende obtener un título oficial que da acceso al doctorado y que le posibilite tener una visión global del problema planteado, anticipando problemas inicialmente no contemplados en cada una de las especialidades y valorando soluciones muchos más completas y creativas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

catorce − 10 =