Califato

Poder del Califato en la sociedad: ¿en decadencia?

¿Qué es el Califato?

“El término Califato fue inicialmente liderado por los discípulos de Mahoma como una continuación del sistema religioso establecido por el Profeta conocido como “Califatos de Rashidun”. Un califato es también un Estado que implementa este tipo de sistema político”. (según Wikipedia)

Proceso de formación del Califato

El último califato fue el del Imperio Otomano, que pasó a la historia tras la Primera Guerra Mundial.

En el año 2014, el Estado Islámico estableció un nuevo califato en las áreas que controla en Irak y Siria. Y fue proclamado como califa Abu Bakr al Baghdadi, quién pasó a llamarse Califa Ibrahim y proclamaron que sería  “gobernante de los musulmanes allá donde estén”.

Y aseguró que su dominio se extendería desde Alepo en el norte de Siria, hasta la provincia de Dilaya en el este de Irak, donde regirá la ley islámica estrictamente.

El Estado Islámico demandó a todos los musulmanes “jurar lealtad” al nuevo gobernante del flamante califato y “rechazar la democracia y otra basura de occidente”.

No existe acuerdo entre los seguidores del Profeta en cómo se designaría al sucesor de Mahoma, ya que el Profeta no dejó designado un sucesor. La división existe hasta nuestros días entre chiitas y sunitas.

Los chiitas creían que la sucesión tras la muerte de Mahoma debía seguir la línea familiar, mientras que los sunitas crían que el poder debía caer en manos de la figura del califa. El primero de ellos fue Abu Bakr, cercano compañero de Mahoma.

Organización de un Estado bajo el Califato

Lo más importante es la figura del Califa, según Javier Rosón, experto en estudios islámicos de Casa Árabe en España y editor de la revista especializada Awraq.

Esta organización se basa en la abolición de toda ley o norma no islámica y lo más importante, “el seguimiento riguroso de la tradición islámica”.

El imperio musulmán, con la figura del califa como líder, gobernó desde  Medio Oriente y Asia occidental, hasta el norte de África y España, en su período de máximo esplendor.

El último califato del Imperio Otomano, que se extendía por todo Medio Oriente y el norte de África, fue abolido por el líder turco Kemal Ataturk en el año 1924, tras un período de decadencia. En ese entonces se modificaron las fronteras de los territorios que ocupaba el Imperio, por parte de las grandes potencias imperiales europeas.

Las actuales fronteras de Irak y Siria fueron definidas por Reino Unido y Francia en 1916.

Muchos yihadistas y grupos islamistas han tenido como objetivo establecer un califato gobernado por una estricta ley islámica, desde la disolución del Imperio Otomano.

Ya en el año 1928, Hassan al Banna, fundador de los Hermanos Musulmanes, decía a sus seguidores que debía ser una prioridad reunir a los musulmanes del mundo bajo un califato.

¿Tiene respaldo el califato?

Según Mohamed Yehia, del servicio árabe de la BBC, la iniciativa del Estado Islámico es de un grupo sunita que no será reconocida por Irán ni por los musulmanes chiitas en general ni por Arabia Saudita. Ellos se consideran como custodios de los sitios más sagrados del Islam.

Además agrega, que también será rechazada por los estados y comunidades musulmanes moderados.

La intención del Estado Islámico es gobernar la “umma” mundial,  comunidad de creyentes del Islam, lo que no significa que este gobierno sea aceptado por el pueblo.

califato

Según Jeremy Bowen, editor para Medio Oriente de la BBC, el Estado Islámico no está interesado en tener una legitimidad popular de ningún tipo, incluso dice, que ellos creen ser un pequeño grupo de revolucionarios que cambiará todo y que la gente tendrá que seguirlos, les guste o no.

El califato del Estado Islámico

El Estado Islámico en su momento de mayor apogeo, en el año 2014, llegó a controlar 100.000 km. cuadrados de territorio, habitado por 12 millones de personas dentro de las fronteras de Siria e Irak, superando las fronteras de su llamado califato.

Lanzó sangrientos ataques terroristas en Europa y el resto del mundo, eclipsando a Al-Qaeda incluso.

En el califato de su líder Abu Bkr al Baghdadi, se cobraron impuestos, reclutaron tropas y prestaron servicios básicos, se persiguieron a miembros de diferentes minorías, se impuso la ley islámica más estricta y se filmaron grotescas ejecuciones de sus enemigos.

Su principal fuente de financiamiento era la extracción y venta de petróleo de los pozos sirios.

Ya en el año 2017, el grupo terrorista había perdido el control territorial en Irak, debido a la reconquista liderada por las Fuerzas Armadas en Irak y las milicias opositoras de las Fuerzas Democráticas Sirias y del régimen de Bashar al Assad en Siria.

Ese mismo año, las Fuerzas Democráticas sirias, apoyadas por la coalición internacional liderada por EE.UU. anunciaron la caída de la última aldea en Siria en poder del Estado Islámico y el fin del “califato”.

Que se proclamara el fin del califato no significa que el grupo terrorista desaparezca, por el contrario, según los expertos, muchas facciones que juraron lealtad a ISIS siguen activas y la capacidad del grupo de lanzar ataques terroristas desde la clandestinidad, incluso en Siria e Irak, sigue siendo una amenaza.

Las mujeres del ISIS impusieron su califato en el campo sirio de Al-Hol, fueron arrestadas después de la caída del califato, son unas 70.800 personas, la mayoría mujeres e hijos de combatientes yihadistas.

El peligro del terrorismo sigue estando y es real, según los expertos, “dejó de ser un grupo con control territorial y metodología terrorista, a ser un grupo sin territorio y con la misma metodología”.

Para contestar la pregunta del título de este artículo, podemos decir que el poder del califato ya no existe, no tiene respaldo, está en decadencia, pero lo que no ha desaparecido es el terrorismo que este grupo practica, aún sin territorio y en la clandestinidad sigue siendo una tremenda amenaza para el mundo.

Sus ataques y amenazas están siendo dirigidos desde internet, especialmente a través de las redes sociales, poniendo el principal foco en la radicalización y reclutamiento de nuevos adeptos, aprovechando este momento de crisis sanitaria por el Covid-19.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/06/140630_irak_siria_estado_islamico_califato_nc

https://www.infobae.com/america/mundo/2019/03/30/ascenso-y-caida-del-califato-del-estado-islamico-cual-es-su-nueva-estrategia-terrorista/

https://elpais.com/internacional/2019/10/24/actualidad/1571909789_339803.html


Oferta Formativa

Máster Oficial de Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista

Se trata de un Máster multidisciplinar, que adopta un enfoque de dirección y gestión a diferencia de la perspectiva técnica propuesta en programas similares, abarcando conceptos, métodos y técnicas necesarias para la integración de la seguridad, la estrategia y operatividad de todo tipo de entidades, con especial énfasis en el contexto de la lucha contra el terrorismo.

El principal objetivo de este máster es la formación altamente cualificada de profesionales y expertos en la lucha contra el terrorismo yihadista.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

5 × cinco =