Israel y Brasil

Un verdadero guerrero brasileño y amante de Israel

El siguiente artículo es una traducción de su original publicado por el mismo autor Joao Lemos Esteves. Se ha mantenido la esencia y pasión del autor. La traducción puede tener algunos matices diferentes, pero se ha mantenido la interpretación original.

Un verdadero guerrero brasileño y amante de Israel

El presidente Bolsonaro ve al primer ministro Netanyahu como su modelo a seguir, e Israel como su inspiración política, existencial y espiritual.

La narrativa creada por los enemigos de Israel finalmente se está derrumbando para siempre. Hoy en día, la pregunta ya no es si Israel es un país legítimo y soberano, sino solo cuánto tiempo le llevará a la comunidad internacional reconocer, sin dudas ni reservas, el derecho del pueblo judío a establecer su autogobierno en su propia tierra. Una vez más, Israel es una luz de esperanza, de paz y de tolerancia para que todo el mundo lo vea e inspire.

Una zona particularmente difícil para la paz y la democracia es América del Sur. Desafortunadamente, la gente de países como Venezuela, Cuba y Bolivia está sufriendo de regímenes totalitarios de extrema izquierda. Una lección que todos debemos aprender: el socialismo es el camino seguro hacia la miseria, el caos social y la erosión democrática.

Los socialistas y los políticos y activistas progresistas-regresivos (bueno, llamémoslos así…) prometen el cielo en la tierra, pero simplemente entregan un infierno a todos los ciudadanos (excepto a los afiliados de su partido y las dinastías socialistas).

Sin embargo, veamos el lado positivo de hoy. En Sudamérica, desde 2019, hay un país que demuestra que la democracia y la libertad son posibles en esa geografía, me refiero al Brasil del presidente Jair Bolsonaro.

Bolsonaro, ex capitán del Ejército brasileño y representante del pueblo en el cuerpo legislativo federal del país, presentó uno de los cambios más emocionantes en la historia política reciente. Con un presupuesto de campaña bajo, con una oposición masiva de las élites del establishment y los principales medios de comunicación, Bolsonaro logró conectarse directamente con la gente y sus necesidades y aspiraciones.

De hecho, el presidente Bolsonaro ha sido un guerrero en la Presidencia de Brasil: los desafíos de este país son tan numerosos, tan complejos, tan peculiares que solo una persona muy valiente y decidida podría enfrentarlos con éxito. No sorprende que Bolsonaro considere al Primer Ministro Netanyahu como su modelo a seguir, e Israel como su inspiración política, existencial y espiritual.

Como suele decir el presidente Bolsonaro, al comparar a Brasil con Israel, “mire lo que Brasil tiene y lo que Brasil no ha logrado, y mire lo que Israel no tiene y lo que Israel logró”. Es por eso que el presidente Bolsonaro ha acercado más que nunca a las personas de Brasil e Israel.

Como sabiamente el presidente Trump en Estados Unidos, el presidente Bolsonaro se ha enfrentado a una tremenda oposición de la izquierda radical. Hay que tener en cuenta que el presidente Bolsonaro también está atacando a los terroristas de Hezbollah que intentan infiltrarse en el país (a través de Venezuela y Colombia), los carteles de la droga que esparcen muerte y violencia en las hermosas calles brasileñas, la corrupción izquierdista y poderosa “Estado burocrático oculto” que está trabajando por el fracaso de Brasil solo para recuperar su poder personal.

Asesor del presidente Bolsonaro es un joven político brillante, muy popular en su circunscripción y con un notable reconocimiento internacional por su talento y capacidad de trabajo: el congresista Eduardo Bolsonaro. Desafortunadamente, Eduardo Bolsonaro fue víctima de un golpe político creado por la oposición de izquierda que no ha permitido su nominación como embajador de Brasil en Estados Unidos. Nadie estaría más calificado, en este momento, para defender los intereses brasileños en Washington DC que Bolsonaro.

Sin embargo, hay una gran noticia para Brasil, Portugal e Israel: el abogado brasileño -de Recife, Pernambuco- André Henrique Gomes da Fonseca probablemente será nombrado Embajador de Brasil en Portugal en los próximos días. Es uno de los abogados más respetados de Brasil, habiendo ganado varios premios por su trabajo en la promoción de los derechos humanos y la defensa de los agentes del orden.

André Henrique Gomes da Fonseca también tiene una experiencia efectiva como diplomático (en Gabón y Perú), impulsando los intereses brasileños, siempre luchando contra el antisemitismo y defendiendo a Israel (tenga en cuenta que Gabón es una de las prioridades del primer ministro Netanyahu en términos de política exterior con respecto a África). Este notable abogado brasileño suele decir que también es un “embajador de Israel de memoria” y un verdadero amigo del Likud Mundial.

Como embajador de Brasil en Portugal, será un aliado importante para contrarrestar las narrativas antiisraelíes, cumpliendo con la agenda de Bolsonaro para promover la paz entre Israel y el mundo árabe. Pero cualquier proceso de paz tiene que garantizar la seguridad de Israel y el poder soberano de Israel para determinar su capital eterna: Jerusalén.

El nuevo embajador en Portugal es un firme partidario de trasladar la Embajada de Brasil a Jerusalén, lo que sucederá pronto, desde los primeros días de la campaña de Bolsonaro (cuando Bolsonaro solía tener solo el 3% o 4% en las encuestas).

Además de eso, Gomes da Fonseca tiene un profundo conocimiento de la política de la Unión Europea y está totalmente alineado con la agenda del presidente Bolsonaro para fortalecer los lazos entre Brasil y Estados Unidos. Portugal, Brasil, Israel y Estados Unidos estarán más cerca que nunca, trabajando por un mundo mejor.


Acerca del Autor

Profesor Joao Lemos Esteves

Natural da Gafanha da Nazaré é licenciado e Mestre em Direito pela Faculdade de Direito da Universidade de Lisboa. Foi colaborador do Jornal Expresso com um espaço de comentário político designado por Politicoesfera. Chegou à televisão com uma rúbrica no programa Curto-Circuito da SIC Radical, tendo contado no seu último programa com a presença de Marcelo Rebelo de Sousa.Tem participado em outros programas de televisão onde comenta assuntos relativos ao Direito e à Política.

Nacido en Gafanha da Nazaré, es licenciado y Máster en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa. Fue colaborador de Jornal Expresso  con un espacio para comentarios políticos llamado Politicoesfera. Llegó a la televisión con una sección en el programa Short-Circuit de SIC Radical, contando con su último programa con la presencia de Marcelo Rebelo de Sousa. Ha participado en otros programas de televisión donde comenta sobre temas relacionados con Derecho y Política.


Oferta Formativa

Máster en Liderazgo Político y Gestión de Crisis

Este Máster oficial en Liderazgo Político, es un programa académico de alta calidad y exigencia que analizará las diversas materias relacionadas con las Ciencias Políticas. Este programa ayudará al alumno a comprender y dominar las competencias que necesita para su crecimiento como líder y desempeñar con éxito el liderazgo en su organización.

El Máster universitario en Liderazgo Político y Gestión de Crisis destaca por su carácter innovador, ya que integra en un solo programa de estudios los principales ámbitos del liderazgo en los diversos escenarios públicos, a nivel nacional e internacional.

Responde a la demanda existente en toda sociedad democrática y pluralista de mejorar o completar la formación específica de todas aquellas personas que asumen responsabilidades en el ámbito de la política, realizan tareas relacionadas con la esfera pública, o se dedican a su análisis desde los medios de comunicación.

Más información en nuestra página https://www.iniseg.es/terrorismo/masteres-oficiales/master-universitario-en-liderazgo-politico-y-gestion-de-crisis.html

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Diez + 3 =