violencia en brasil

Violencia en Brasil: la inseguridad nacional

Existen cifras históricas de la violencia en Brasil, desde hace mucho tiempo, al menos en el 2019 se produjo una baja que no ocurría en muchos años. ¿Cuáles son las principales causas de tanta violencia

Violencia en Brasil

Las cifras hablan por sí solas, en el año 2019 los casos de muertes cayeron en un 19%, sin embargo, se registraron más de 41.000 crímenes. Es el mayor descenso desde que se comenzaron a registrar los crímenes en el año 2007, gracias a una iniciativa de civiles. Es una  esperanza, a pesar, de que sigue siendo el país con más violencia en el mundo.

Aunque disminuyó en casi 10.000 asesinatos menos que un año antes, sigue siendo un alto número de muertes. También han disminuido los robos y las violaciones.

Son logros importantes, ya que para los brasileños la mayor preocupación es la inseguridad. Es obvio que es un mérito del Gobierno de Bolsonaro, al menos así lo piensa él.

Hay un dato de muertes en las acciones policiales, de los sospechosos, que es muy  preocupante, ya que también es una de las cifras más altas del mundo. Han aumentado especialmente en Rio de Janeiro, donde hubo más de 1.800 víctimas el año pasado, una cifra que no se veía en más de dos décadas.

La policía de Brasil es considerada una amenaza, por varios sectores de la sociedad, siendo una contradicción, ya que el rol de las Fuerzas de Seguridad es proteger a los ciudadanos.

Según las estadísticas, la mayoría de las víctimas de acciones policiales son hombres negros y pobres, que mueren en redadas contra el tráfico de drogas en las favelas. Las investigaciones de esas muertes rara vez determinan que los agentes se excedieron en el uso de la fuerza, lo que da una sensación de impunidad.

El presidente Bolsonaro atribuye a su Gobierno la disminución de los asesinatos en Brasil, pero nada dice de las cifras de muertos en operativos policiales, incluso la ONU está en alerta frente a estos hechos.

El Congreso frenó la intención del presidente Bolsonaro, de blindar por ley a los agentes que abaten a sospechosos en operaciones policiales. Pero es firme en su intención de flexibilizar la compra y tenencia de armas.

Causas de la violencia en Brasil

Existe un grupo de personas que se han tomado las calles de la ciudad de Belém, estas son las milicias, hombres armados y enmascarados, policías que perpetran ataques desde hace una década en la ciudad de Belém, acechando las calles, desafiando la ley de manera evidente, robando, extorsionando y asesinando sin un poco de remordimiento.

En sus filas se encuentran agentes de policías retirados o fuera de servicio que asesinan a voluntad, muchas veces con total impunidad.

Las milicias operan a la sombra, como una estricta estrategia de combate al crimen por parte del gobierno de Brasil, que les ha declarado la guerra a las pandillas abiertamente, así como a los ladrones y narcotraficantes.

El número oficial de personas asesinadas por la policía, alcanzó su cifra más alta en cinco años, el año pasado, al aumentar a 6.220, un promedio de 17 personas por día. Según el Foro Brasileño de Seguridad Pública, que reúne datos del gobierno.

Los defensores de los Derechos Humanos han alzado la voz, denunciando el enfoque de mano dura como una medida tanto inhumana como ineficiente.  Sin embargo, la policía afirma que es la única manera de enfrentar una ola delictiva que ha puesto al país en riesgo.

Según miembros de las milicias, que fueron entrevistados en la ciudad de Belém, existe una forma paralela de violencia policial, oculta al ciudadano, llevada a cabo por milicias ilegales, cuyas filas las integran agentes con poca paciencia y respeto por el debido proceso.

Los mismos integrantes de las milicias reconocen, que grupos de policías fuera de servicio y retirados, cometen ejecuciones extraoficiales de manera regular, en contra de personas que consideran criminales, ladrones y asesinos de policías.

violencia en brasil

Según ellos, brindan un servicio público a la sociedad, pues eliminan amenazas.

Toda esta violencia en Brasil desmedida, que se supone debe detener la violencia, genera más violencia. Es imposible detener la violencia con más violencia, incluso es menos posible con actos ilegales en contra de civiles.

Según el Instituto Igarapé, que lleva el registro de la violencia en el mundo, “ocurren más asesinatos en las cinco naciones más violentas de la región que en todas las zonas principales de guerra combinadas”. “Latinoamérica está en medio de una crisis de homicidios”.

¿Quienes son los responsables de tanta violencia?

A menudo los responsables son los sospechosos comunes: los carteles y las pandillas, el exceso de armas provenientes con frecuencia de EE.UU y los sistemas legales paralizados.

No debemos olvidar la violencia ejercida por el Estado, ya que es un factor importante en el derramamiento de sangre, debido a una creencia firme y arraigada de que las naciones deben combatir la fuerza con fuerza despiadada, para así encontrar la paz.

Según la información de algunos investigadores, en muchos sitios peligrosos, donde las pandillas y el crimen organizado están muy bien armados, sorprende que muchos criminales mueran en mayores cifras que los policías o los militares a los que enfrentan.

Cuando esa proporción está muy alterada y mueren 10 o más sospechosos por un policía o soldado asesinado, los investigadores lo ven como una clara indicación del uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades.

En Brasil la cifra de sospechosos muertos es impactante: 57 sospechosos mueren por cada policía asesinado, según los analistas.

Las milicias actúan como verdaderas mafias contra la delincuencia, incluso cobran por la seguridad que le dan a los ciudadanos, extorsionan a criminales y matan a aquellos que no pagan.

Las milicias han sido vinculadas al menos en cien asesinatos en los últimos tres años, seguramente esa cifra no es real y es mucho más.

Los mismos integrantes de las milicias han dicho, que el gobierno rara vez los perseguía o investigaba de manera estricta.

Al parecer, Brasil está utilizando la violencia para combatir la violencia. Mientras los ciudadanos viven con temor e inseguridad.

Algunos países, realizan diferentes eventos relacionados con Seguridad y Defensa, con el objetivo de compartir nuevos conocimientos y nuevas herramientas para combatir la violencia imperante en el mundo. Brasil no se ha quedado atrás y realizará este año nuevamente el evento SECDEFENSE en la ciudad de Brasilia.

El objetivo principal es reunir en un solo espacio a las principales autoridades y tomadores de decisiones en los sectores de Seguridad y Defensa.

INISEG nuevamente participará de este evento, ya que es una institución que apoya al área de Seguridad y Defensa internacional. Se realizará los días 21, 22 y 23 de agosto de este año.

“Uno de los objetivos más importantes de SecDefense Brazil es proporcionar un ecosistema de seguridad que genere resultados corporativos, institucionales, personales y comerciales; actuar de manera innovadora en los campos de seguridad y defensa brasileños, brindando a los participantes del evento las mejores soluciones y herramientas exitosas en estos campos”. Para mayor información puede hacer clic aquí: http://secdefense.com.br


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://elpais.com/elpais/2020/02/16/opinion/1581872745_226836.html

https://www.infobae.com/america/the-new-york-times/2019/12/22/luchando-como-justicieros-enmascarados-la-policia-de-brasil-deja-un-rastro-de-cadaveres-y-miedo/

https://www.univision.com/noticias/mundo/brasil-registro-en-2019-el-numero-mas-bajo-de-asesinatos-en-12-anos


Oferta Formativa

Te recomendamos el Máster en Diplomacia, Relaciones Internacionales, Seguridad y Defensa

Cuando hablamos del Máster en Diplomacia, Relaciones Internacionales, Seguridad y Defensa (DRISYD), se hace referencia de manera directa a actividades que permiten a un profesional comprender y analizar el mundo actual. Adquiriendo amplios conocimientos para lograr el camino hacia una carrera Diplomática.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

12 − 8 =