Yihadismo en las cárceles

Yihadismo: el problema de la radicalización carcelaria

La situación es particularmente preocupante, porque este método de reclutamiento ha logrado sumar un número importante de presos comunes, sin ideología previa, a la causa yihadista. Es decir, el método es eficaz. Pero, además de la radicalización, se genera una retroalimentación de “capacidades” entre el terrorismo y las técnicas de la delincuencia común, que puede tener serios alcances a mediano y largo plazo.

Aumento de presos yihadistas en España

El año 2015 se contabilizaban 118 presos yihadistas en las cárceles españolas. El 2019, muy pocos años después, la cifra ya superaba los 250. El caso representa un desafío importante para las instituciones carcelarias, ya que se ha vuelto frecuente que estos centros penitenciarios funcionen como verdaderos centros de reclutamiento de nuevos soldados para la causa yihadista. Este proceso se conoce como radicalización carcelaria. Cosa que España conoció de la mano de ETA cuando la organización se encontraba activa.

Si bien este fenómeno lo podemos observar en otras cárceles del mundo occidental, en el que existen presos por delitos asociados al terrorismo yihadista, abordaremos específicamente la situación en el estado español. Pasemos a ver cuáles son los elementos que configuran este caldo de cultivo para la adopción de ideologías violentas, las interpretaciones y, por supuesto, las medidas de contención que las autoridades implementan para enfrentar este flagelo.

Métodos de reclutamiento

La aparición de la guerrilla terrorista de Estado Islámico en la escena internacional, encendió la alerta global, llamando la atención por el uso masivo de tecnologías de la información y las comunicaciones para difundir sus mensajes y acciones. Pero algo que fue muy llamativo, es que también se servían de distintas plataformas de redes sociales para reclutar adeptos en todo el mundo. De ahí que la preocupación de las autoridades se centrara en este modelo de reclutamiento virtual.

En España, por ejemplo, según la estadística acerca de yihadistas condenados o muertos en España entre 1996 y octubre de 2018, que se radicalizaron total o parcialmente en el territorio nacional, las cifras sitúan al reclutamiento online como el más significativo alcanzando una frecuencia de más del 50%. Este reclutamiento online, no obstante, se suele combinar con otros métodos offline, como, por ejemplo, el que ocurre en los domicilios privados -más de un 50%-; seguido de los lugares de culto -cerca de un 40%-; y, con un 30% cada uno, los locales comerciales y los ámbitos al aire libre.

El reclutamiento y radicalización carcelaria, registra cerca de un 10% de los casos. Este dato puede parecer poco significativo en términos comparativos. Sin embargo, el mencionado aumento de presos yihadistas en las cárceles españolas preocupa a las autoridades, ya que permite adelantar un escenario, que el reclutamiento y radicalización en dichos recintos vaya en alza. Porque, una cifra no menor es la que sostiene que “Hasta un 28,1% de los detenidos o fallecidos de 2004 a 2011 se radicalizó, al menos durante parte de su proceso de adoctrinamiento en el salafismo yihadista, en centros penitenciarios”.

Conversión carcelaria

La condena carcelaria es una experiencia extrema para quienes la viven. Los internos suelen atravesar profundas crisis personales bajo condiciones de encierro. Estas crisis personales, en no pocas ocasiones, llevan a los reos a aferrarse a la fe, por lo que los procesos de conversión o reconversión religiosa son algo común. Luego, será inevitable que los presos socialicen y se agrupen según el culto al que adhieren.

En forma paralela, históricamente, y hoy animada por el valor del derecho a la libertad religiosa, en las cárceles se desarrolla la denominada asistencia religiosa penitenciaria. Sin ir más lejos, en la actualidad, religiones como la musulmana sostienen acuerdos de cooperación con los centros penitenciarios, en donde existen imanes autorizados a prestar servicios con orientación a la reinserción social.

Pero el fenómeno transcurre por otro lado. Primero que todo, es importante distinguir que la conversión o reconversión religiosa al islam no es un problema en sí mismo, sino que el problema para la sociedades surge con la adopción de la ideología del salafismo yihadista, corriente sectaria y violenta. Y esa adopción y radicalización no ocurre en los espacios de expresión religiosa institucionales, sino que ocurre subterráneamente y es impulsada, no por un imán, sino que por uno o más yihadistas condenados por delitos violentos.

El modus operandi siempre es el mismo. Yihadistas con trayectoria terrorista aprovechan los intersticios y puntos de fuga del régimen carcelario para contactar a presos jóvenes que se evidencian desorientados, vulnerables o en crisis. Idealmente, pretenden articular grupos o células que perpetrarían acciones al momento de la excarcelación. La situación es particularmente preocupante, porque este método de reclutamiento ha logrado sumar un número importante de presos comunes, sin ideología previa, a la causa yihadista. Es decir, el método es muy eficaz. Pero no solo eso: además de la radicalización, se genera una retroalimentación de “capacidades” entre el terrorismo y las técnicas de la delincuencia común que puede tener serios alcances a mediano y largo plazo.

Esfuerzos

Las instituciones penitenciarias en España y Europa, hacen esfuerzos por detener la radicalización carcelaria. Se asume la premisa de que “las prisiones deben ser cada vez más ámbitos de desradicalización y reintegración social de quienes entraron en las mismas adheridos a las actitudes y creencias de un salafismo violento o las adquirieron durante su internamiento en centros penitenciarios” (Reinares, García-Calvo, Vicente, 2018). De este modo, encontramos distintos programas de reinserción, a los que se suma la implementación ocasional de  medidas más extremas, como el aislamiento de los internos a quienes se ha detectado como peligrosos.

Pese a estos esfuerzos, “la evidencia empírica sugiere que existe un significativo, si bien al mismo tiempo persistente, grado de reincidencia en actividades yihadistas dentro y fuera de las prisiones” (Reinares, García-Calvo, Vicente, 2018). Y es que los programas de reinserción tienen resultados muy variables porque la intervención a nivel de la subjetividad del preso no es algo mecánico.

Es por esto que, buscando un equilibrio entre la reinserción -nivel subjetivo- y las medidas restrictivas -nivel objetivo-, la experiencia comparada sugiere el reagrupamiento de los yihadistas en distintos centros penitenciarios, tal como se hizo alguna vez con los etarras presos. La finalidad es que los yihadistas se relacionen con presos de origen y cultura diversos, en los que se les dificulte articular círculos de pensamiento cerrado en los que fortalecen aún más su ideología radical.


Fuentes utilizadas en este artículo:

http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/terrorismo+internacional/ari123-2018-reinares-garciacalvo-vicente-yihadismo-prisiones-analisis-caso-espanol

https://www.heraldo.es/noticias/nacional/2021/03/19/descubriendo-la-yihad-en-prision-1478920.html

https://www.elconfidencial.com/espana/2017-09-10/yihadismo-radicalizacion-prisiones-espana_1441155/

https://www.elmundo.es/espana/2018/02/18/5a88844c468aeb5f168b45a9.html

https://www.elindependiente.com/politica/2019/08/17/radicalizarse-en-la-mezquita-carcelaria/

https://elpais.com/politica/2020/02/14/actualidad/1581689670_466905.html

https://core.ac.uk/download/pdf/84748143.pdf


Acerca del Autor de este Artículo

ANDRÉS FONSECA LÓPEZ

Profesional en Ciencias Sociales, Económicas y Gestión de Proyectos. Licenciado en Filosofía, estudios de Máster en Psicología y posgrados en Trabajo Social, Innovación y Emprendimiento. Especializado en Estudios del Desarrollo, Economía Política, Cooperación al Desarrollo y Derechos Humanos.


Oferta Formativa

Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista

Este máster en geoestrategia internacional está diseñado para dotar al alumno de amplios conocimientos relacionados con cuestiones militares, seguridad nacional, política de defensa, teoría moderna de defensa, conflictos y política internacional, servicios de inteligencia, terrorismo y crimen organizado, industria militar y economía de la defensa, entre otros.

Más información en nuestra página: https://www.iniseg.es/terrorismo/masteres-oficiales/master-en-geoestrategia-internacional-y-terrorismo-yihadista.html

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Trece − 9 =