Volver arriba

14 de diciembre de 2022

La entomología forense y su importancia en la investigación criminalística

  • 142

La entomología forense estudia aquellos insectos de importancia médico legal y de interés forense, recogidos durante la inspección técnica del lugar de los hechos, los cuales pueden constituir importantes pruebas científicas en el proceso de instrucción de un caso.

Así lo explicó Ana María García Rojo, Jefa de Sección de Identificación Lofoscópica, en la Unidad Central de Identificación de la Comisaría General de Policía científica, durante su participación en la  VII Congreso Internacional de Criminología y Criminalística.

La funcionaria destacó que la entomología no solo estudia los insectos en su etapa adulta, sino todas sus fases de crecimiento, mientras que el rol del entomólogo forense consiste en interpretar la interacción de los insectos y el cadáver durante el proceso de descomposición.

También, detalló la información que puede extraerse del estudio de estos insectos que son recogidos en el lugar de los hechos, como el intervalo post-mortem, que es el tiempo que ha transcurrido desde que se produjo la muerte.

¿Qué formación debe tener el experto que recoge las pruebas en el lugar de los hechos?

García Rojo destacó la importancia de la formación que deben tener los expertos que trabajan en el lugar de los hechos, que, si bien no se amerita que sean expertos en entomología, sí deben saber dónde buscar los especímenes, cómo recogerlos, cómo conservarlos y cómo enviarlos al laboratorio de referencia, garantizando la cadena de custodia.

Entre los insectos que se deben recoger por parte de la policía científica, existen dos grandes grupos de especial interés en la investigación forense: las moscas y los escarabajos, ambos necrófagos. Estos insectos ofrecen una gran cantidad de información de utilidad a la hora de resolver un caso.

Otras variables son importantes de estudiar para poder determinar el intervalo post-morten, tales como el análisis estadístico del efecto que la temperatura produce en las especies que colonizan el cadáver y las condiciones ambientales en las que se encuentra.

De esta manera y citando varios casos en concreto, la experta mostró la importancia que tiene el estudio de los insectos que colonizan los cadáveres para el desarrollo de una investigación forense. Incluso mostró como, en algunos casos, estos hallazgos resultan determinantes para la resolución de homicidios.

Prev Post

¿Cómo se aplica la jurisprudencia en el blanqueo de capitales?

Next Post

Modelos de evaluación utilizados en la dactiloscopia

post-bars