Volver arriba

18 de diciembre de 2022

La Criminalística forense y su utilidad en la investigación del crimen organizado

  • 115

El crimen organizado se desarrolla a través de estructuras complejas que trabajan estableciendo procesos de planeamiento, lo que les permite construir mercados y ofertar bienes y servicios que están legalmente restringidos o prohibidos, explicó Juan Mateo Ciprian, Procurador Fiscal Titular del Distrito Judicial de María Trinidad Sánchez, en República Dominicana, durante su exposiciónen el  IIV Congreso de Criminología y Criminalística.

Durante su disertación sobre La utilidad de la Criminalística en la Investigación de Criminalidad Organizada, detalló que las organizaciones criminales gozan de soporte social en algunas poblaciones, debido a que proporcionan bienes y servicios que el estado no puede proporcionar, lo que dificulta la recolección de evidencias por parte de los investigadores.

Mencionó las principales tipologías de la criminalidad organizada, entre las cuales están: los delitos financieros, lavado de activos, ciberlavado de activos, inmigración ilegal, tráfico de drogas, tráfico de armas y la financiación del terrorismo, entre otras. Todas ellas deben ser estudiadas por la criminalística forense.

Análisis de inteligencia en la investigación de empresas criminales

La investigación relacionada con el crimen organizado, se realiza de manera diferente, explicó el ponente, pues en estos casos, esas organizaciones prácticamente no dejan huella de sus delitos. Sánchez señala que en estos casos debe realizarse una investigación proactiva, que es diferente a la investigación reactiva, aplicada en la delincuencia común.

En el caso de la criminalidad organizada, indicó que la investigación va dirigida a empresas criminales. Por lo tanto, todos los procesos son sustentados con un análisis de inteligencia previo, que estudia todos los movimientos económicos realizados por la organización. Se analizan los informes contables, el patrimonio, entre otras variables, siempre con las técnicas de la criminalística forense.

La investigación proactiva y el trabajo de la criminalística forense trabajan de forma conjunta para explicar esos hallazgos de manera científica. Todo se basa en la recolección de evidencias de tipo electrónicas, mediante el trabajo de agentes bajo reservas a través de las redes sociales o mediante la vigilancia física.

Por otra parte, la perfilación criminal también se realiza con base en la criminalística forense, para investigar a aquellas personas que no pueden justificar los activos que poseen; establecer el dominio de los bienes y activos producto de la investigación criminal; realizar análisis empresariales y del lavado de activos en el entramado societario.

 

Prev Post

¿En qué consiste el análisis de Ciberinteligencia?

Next Post

Fármacos y conducción: Más del 70% de los accidentes de tráfico en España se atribuyen…

post-bars