Criminología, Uncategorized

¿Científico o detective forense?


¿Sabes qué necesitas para convertirte en científico o detective forense? La ciencia forense es una de las carreras con mayor auge en la actualidad. El científico forense es el profesional encargado de estudiar los hechos relacionados a un delito, los sujetos involucrados y su entorno. Además de ser el encargado de aplicar las diversas técnicas y métodos para tratar las evidencias en el lugar en el que se cometió el acto criminal. Por tanto, son profesionales que deben tener una amplia capacidad de análisis sobre la criminalidad y sus implicaciones.

Para el cumplimiento de esta última tarea, el investigador forense aprovecha las innovaciones tecnológicas para realizar las auditorías correspondientes a cada caso.

En otras palabras, su formación es completa y se mantiene en constante renovación, a fin de poder implementar las innovaciones en materia criminológica que se vayan desarrollando en el tiempo.

Para convertirse en un profesional en ciencia forense, se debe estudiar criminalística y tener una formación sólida en ciencias de la seguridad. Pero además de esto, ¿Conoces otros requisitos para convertirse en detective forense?

¿Qué es un detective?

Para entender lo que implica convertirse en un detective forense, se debe comprender en principio lo que es ser un detective. Esta profesión comprende a aquellas personas que trabajan para el departamento policial o de forma autónoma, dedicándose a las investigaciones reservadas e involucrándose en algunos procedimientos judiciales con el objetivo de resolver casos criminales.

Por otro lado, la investigación forense es una rama de la ciencia forense que se encarga de aplicar los principios científicos para lograr resolver diversas problemáticas legales. Los profesionales encargados en esta área se ocupan de recolectar los análisis y las evidencias materiales de la escena del crimen.

La investigación forense es parte importante del proceso judicial, ya que su dictamen se utiliza para aplicar una condena o determinar la inocencia/culpa de un sospechoso.

Estos profesionales tienen grandes oportunidades laborales por su versatilidad, pudiendo ocuparse a nivel nacional, federal o local en materia de criminología.

¿Qué abarca el estudio de la criminología forense?

La criminología forense constituye una de las ramas de la criminología en sentido amplio.  Por su componente ‘forense’ consiste en el estudio e investigación de diversos hechos delictivos, a fin de salvaguardar los derechos individuales de los involucrados.

La investigación criminal ofrece un enorme abanico formativo y operativo para aquellos que deciden estudiarla. Permitiendo desarrollar estrategias y contribuir con los distintos cuerpos de seguridad para resolver delitos que atentan contra la vida humana.

Esta carrera implica una aproximación a las leyes y al derecho como ámbito indispensable dentro la criminología. Del mismo modo, para llevar a cabo estas investigaciones se deben manejar nociones básicas de medicina, de modo que coadyuven a  determinar posibles causas de muerte y recoger evidencias en cuerpos de víctimas.

 

¿Cuál es el perfil ideal de un detective forense?

Contar con un Máster en Criminología y Victimología, sin duda será un plus para este tipo de profesionales. En todo caso, un detective forense debe cumplir con ciertas habilidades y destrezas para el óptimo cumplimiento de sus actividades. Algunas de estas cualidades ideales, son:

  1. Mantener un control emocional incluso en las peores circunstancias.
  2. Saber actuar en contextos angustiantes o difíciles de gestionar. Es decir, tener la capacidad de trabajar en condiciones no deseadas.
  3. Trabajar de forma metódica y analítica, para llevar procedimientos al detalle.
  4. Capacidad de trabajo en equipo y en solitario.
  5. Ser habilidoso y cuidadoso para realizar las labores minuciosas.
  6. Tener habilidad para la comunicación verbal y escrita.
  7. Excelente visión cromática y observación detallada.
  8. Habilidades para tomar fotografías y con el uso de las TIC.
  9. Tener un perfil observador, discreto, atento a los detalles.
  10. En algunos casos es importante la buena condición física y las habilidades armamentísticas.

Estudios de un detective forense

La ciencia forense implica completar una carrera universitaria de formación en criminología, victimología, criminalística, ciencias de la seguridad y mucho más.

El profesional especializado está capacitado para realizar investigaciones sobre determinadas conductas y hechos; por lo que también está involucrado un componente Neuro y de Psicopatología criminal.

Además, esta carrera te capacita para realizar informes que pueden ser requeridos en los tribunales de juicios. Por lo que se suelen dictar materias acerca de los diversos métodos de investigación, que permitan resolver delitos y contribuir al ejercicio de la justicia estatal.

Es evidente que, para poder convertirte en un profesional en ciencias forenses, debes sentir interés por diversas áreas o materias que componen la matrícula de dicha carrera universitaria.  Algunos otros componentes que se pueden abordar, son:

  1. Forense: Estudios médicos que permiten analizar casos de desorden civil y actos criminales.
  2. Criminología: Diversos aspectos relacionados con delitos, crímenes organizados, entre otros
  3. Ciencias de la seguridad: Componente que se enfoca en la prevención y la seguridad de la sociedad.
  4. Psicología: Esencial para el estudio de perfiles criminales y para tratar a las víctimas de actos delictivos o criminales.

¿Qué hace un detective forense?

Para determinar rasgos de compatibilidad con una carrera o profesión, es indispensable conocer lo que ella implica. Aquí algunas de las tareas que un profesional en las ciencias forenses suele realizar en el ejercicio de sus labores:

  1. Recolección: El investigador tiene la tarea de recolectar y buscar datos materiales o inmateriales, catalogando las evidencias propias de la escena del crimen. Así como asegurarse de aplicar los procedimientos correctos en el lugar.
  2. Análisis: El investigador debe analizar las evidencias en un laboratorio acompañado de un equipo de profesionales, ya que implica una serie de pruebas: análisis de huellas dactilares, estudios con ADN y los análisis de la evidencia material.
  3. Reporte: Posteriormente, se debe presentar un informe con los resultados de los análisis a los detectives, policías y oficiales que llevan el caso
  4. Especialidades: El fin puede variar según la especialidad que se adopte, como balística forense, toxicología forense, ingeniería forense y entomología forense.

Investigación

¿Qué documentación necesitas para convertirte en detective forense?

Al momento de presentar tu perfil para el estudio de esta carrera, es indispensable que tengas al día una serie de requisitos que te permitan formalizar la matrícula. Los documentos más importantes, son:

  • Fotocopia titulación universitaria
  • Expediente de notas
  • Fotocopia de documento de identificación

Si te interesa ser detective forense puedes cursar un máster en criminología, para lo cual es  importante tener un conocimiento previo y relacionado con la materia, por lo que los profesionales  que pudieran interesarse son:

  1. Licenciados o graduados en Derecho.
  2. Licenciados o graduados en Psicología.
  3. Licenciados o graduados en Biología.
  4. Licenciados o graduados en Química.
  5. Profesionales de la investigación científica y laboratorios.
  6. Miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

Titularte como profesional en Ciencias Forenses te permitirá especializarte en una rama movida pero indispensable para la sociedad. Por lo que tiene una alta oferta laboral y una muy buena remuneración. Ahora que conoces todo sobre esta profesión ¿Qué esperas para comenzar tu especialización?

 

Recuerda seguirnos en facebook e instragram