Tensión entre China y Taiwán a través de la historia

A través de la historia ha existido una situación muy tensa entre China y Taiwán, China dice que Taiwán es un Estado que les pertenece y Taiwán desea ser un Estado independiente. La disputa de China se debe a que Taiwán es un punto estratégico comercial y político, entre otras razones.

¿Taiwán pertenece a China?

En la actualidad, la condición legal de Taiwán es un tema muy discutido en el ámbito de las relaciones internacionales.

Se podría decir que Taiwán no ha sido reconocido como país ni como Estado independiente, a pesar de que tiene su propio Gobierno y sus propias leyes.

En Taiwán la gran mayoría de sus habitantes considera a su isla como un Estado soberano, bajo la etiqueta de República de China, mientras que otra parte de la población quiere que se declare la independencia total.

Y la posición de China es que Taiwán es una más de las provincias que forman parte de la República Popular  de China, a pesar de que no se encuentra bajo su control, ni administrativo ni político.

¿En qué momento China perdió el territorio de Taiwán?

Todo empezó con la existencia de dos partidos políticos, la República de China y la República Popular de China. En un comienzo fueron aliados, después pelearon una guerra civil y finalmente terminaron gobernando territorios diferentes.

El primer partido denominado Kuomintang (Partido Nacionalista chino) fue fundado en 1911, cuándo colapsó la última dinastía china, de esa manera China se convertía en una República, basando su ideología en los Tres Principios del Pueblo: nacionalismo, democracia y el bienestar social.

El segundo es el Partido Comunista de China y fue fundado en 1921, sus fundamentos se basan en el comunismo, adoptando en un principio el modelo soviético y desarrollando más tarde su propia versión.

Hasta 1927 ambos partidos eran aliados y se apoyaban. Después se separaron por unos años por diferencias ideológicas.

En 1931 se unieron para combatir juntos contra la invasión japonesa a China, conocido este periodo como el “segundo frente unido”, así se mantuvieron hasta la década de 1940. Por diferencias en las ambiciones en competencia se volvieron a separar y esta vez fue para siempre.

La derrota de China ante los japoneses, además de resultar una humillación, conllevó una cesión de territorio a Tokio, entre ellos estaba la isla de Formosa y el resto de islas que forman Taiwán.

Desde 1946 hasta 1949 ambos partidos participaron de una guerra civil y el Partido Comunista de China obtuvo el control de China Continental.

Después de la derrota de Japón, China recuperó sus territorios, incluyendo Taiwán.

Mientras el Partido Nacionalista chino, junto con dos millones de soldados y refugiados, escaparon a la isla de Taiwán.

Desde ese entonces ambos partidos se han proclamado como los legítimos representantes legales de China.

Durante la Guerra Fría, Taiwán se volvió un punto de importancia, un punto estratégico, lo mismo ocurrió durante  la Guerra de Corea y la de Vietnam, convirtiendo a la isla en una base militar y política estratégica para los intereses estadounidenses en Asia.

Por lo tanto, Taiwán recibió el apoyo económico, político y militar de parte de Estados Unidos, desconociendo en términos diplomáticos a la República Popular de China.

Esos años fueron cruciales para el Partido Nacionalista Chino, ya que obtuvo el control absoluto de la sociedad taiwanesa y a la vez, la construcción de una economía moderna.

Sin embargo, el surgimiento económico y político de China fue un hecho que no pudo pasar desapercibido por occidente. Debido a ese hecho, desde comienzos de la década de 1970 varios países occidentales decidieron poner fin a las relaciones diplomáticas con Taipéi y dieron paso a las relaciones con Pekín, por el hecho de que China se rige bajo su política de “Una sola China”, siendo un requisito obligatorio para entablar relaciones internacionales o diplomáticas con otros Estados.

Es así como Estados Unidos dio inicio a sus relaciones con la República Popular de China en el año 1979.

En la práctica, unos 50 países cuentan con funcionarios en Taiwán, cumpliendo las labores que se le atribuyen a una embajada o a un consulado. A finales del año 2019 eran solo 15 los países que mantenían relaciones diplomáticas totales con Taiwán.

Las organizaciones internacionales, como la Organización Mundial del Comercio, suelen utilizar el término “China Taipéi”, para referirse a Taiwán.

¿Es una República Taiwán?

Los dos países afectados abogan por un cambio, sobretodo, las fuerzas políticas de ambos territorios, a pesar de que la comunidad internacional trata de forma independiente a Taiwán y a China sin ningún problema.

En Taiwán existe un movimiento que lucha por dejar de utilizar el término República de China y cambiarlo por “Taiwán” o “República de Taiwán”. Hay dos partidos políticos que pertenecen a este movimiento: la Alianza Formosa y la Unión Solidaria de Taiwán.

Este movimiento tiene su origen en el “dominio japonés de Taiwán”, desde 1895 hasta 1945.

El Partido Nacionalista Chino se opone a estas posturas, ya que se identifica con la República de China y cree en la reunificación de Taiwán y China a largo plazo.

La postura del Partido Progresista Democrático es muy ambigua: apoya la noción de Taiwán como un Estado soberano y no busca la reunificación con China.

Es un tema que aún no está decidido, ya que el debate cambia según cada momento, de acuerdo al calendario electoral y a las opiniones personales de los líderes del partido y los funcionarios más importantes.

Para Pekín cualquier idea que tenga Taiwán de independizarse resulta inaceptable, afirmando que la reunificación es la única solución a largo plazo, siendo esa la política oficial y la estrategia para el futuro, no descartando el uso de la fuerza militar.

Pekín se rige por el principio “Un país, dos sistemas” para esa reunificación, tal como en la actualidad rige a Hong Kong y Macao.

Mientras tanto, Pekín refuerza su política para contener a Taiwán en el campo diplomático, convenciendo a varios países que corten lazos diplomáticos con Taiwán y mantengan sus relaciones internacionales con China.

Además, se rige por los mismos principios en varios ámbitos, forzando a utilizar el término “Taiwán, China” al utilizar sus servicios o anunciar actividades, para evitar posibles represalias o sanciones o la prohibición de acceder al mercado chino.

Situación actual de Taiwán

Tenemos claro que en este momento existen dos Chinas, la República de China y la República Popular de China, y tanto China como Taiwán mantienen formalmente el nombre de “China” por discrepancias de quién es la verdadera heredera de la civilización milenaria.

Esta situación ha sido así desde 1949, desde el fin de la guerra civil China, pudiendo decir que China tiene dos capitales: Pekín y Taipéi.

Las tropas republicanas refugiadas en Taiwán siempre esperaron el momento propicio para reconquistar la China continental, que habían perdido en la guerra, pero ese momento nunca llegó, y así pasaron 70 años donde los dos sistemas políticos sobrevivieron distantes el uno del otro.

Mientras tanto, China continental crecía enormemente, hasta convertirse en una de las grandes potencias globales, en cambio Taiwán, un archipiélago compuesto por la isla de Formosa, el archipiélago de Pescadores y las islas Matzu y Kinmen, ha tenido una evolución diferente, pero no por ello menos importante.

Taiwán siempre ha dependido de apoyos exteriores para su supervivencia, y ha sido menguado a lo largo del tiempo por el creciente poder de Pekín.

Debido a esto y a la crisis de identidad, se podría decir que a Taiwán solo le quedan tres posibilidades:

  • Defender el mantenimiento del statu quo (estado de cosas en un determinado momento)
  • Luchar por la independencia de iure (por virtud o por ministerio del derecho o de la ley)
  • Resignarse a ser anexionada a China.

Fuentes utilizadas en este artículo:

https://es.globalvoices.org/2020/01/20/es-taiwan-un-pais-no-reconocido/

https://elordenmundial.com/la-rivalidad-entre-china-y-taiwan/

https://www.youtube.com/watch?v=Md7vP-0rDpw&feature=youtu.be


Oferta Formativa

Máster en Historia Militar

El Máster de Historia Militar es una titulación oficial de II livello (segundo nivel) de la universidad Pegaso de Italia, que da acceso al doctorado debido a su adaptación y acogida al plan Bolonia y al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este máster, que cuenta con el apoyo del Instituto de Historia y Cultura Militar, se enfoca en los registros de los conflictos armados de la historia de la Humanidad, incluyendo la evolución de los materiales, del armamento, de las tácticas y de las estrategias empleadas a lo largo de la historia.

Más información en nuestra página: https://www.iniseg.es/terrorismo/masteres-oficiales/master-de-historia-militar.html

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Diez − Nueve =