neonazismo

Terrorismo de Extrema Derecha

Tras los ataques extremistas relacionados al yihadismo musulmán, como los perpetrados en París, Madrid, Niza, Londres y Barcelona, entre otras ciudades, era muy lógico esperar que los países europeos centraran la mayor parte de sus esfuerzos antiterroristas en combatir particularmente este tipo de ideología. Sin embargo, han sido los atentados de carácter neonazi o ultraderechista los que hoy están complicando más a los encargados de la seguridad ciudadana.

¿Por qué se habla de un resurgimiento de la extrema derecha?

Son varios los términos con los que se pretende describir a los movimientos y partidos políticos que sustentan y promueven puntos de vista nacionalistas, por lo que se les denomina; ultraderecha, derecha radical, o bien extrema derecha.

Sus discursos están plasmados de patriotismo, con una preferencia excesiva por todo lo nacional con desprecio de lo extranjero.

Lamentablemente, estas posturas radicales con una exacerbada defensa de la identidad nacional, corrientemente se vinculan con prácticas antidemocráticas, por lo que también se les llega a relacionar con ideologías como el fascismo e incluso con el nazismo.

La Oficina de la Lucha contra el Terrorismo de la ONU (Organización de Naciones Unidas), refiriéndose a movimientos Ultra, indica en un documento “No es un movimiento definido de manera fácil o coherente, sino de un conjunto de individuos complejo y cambiante que superpone grupos y movimientos (online y offline) con ideologías diversas, pero relacionadas y a menudo vinculadas con el odio y el racismo hacia minorías, xenofobia, islamofobia o antisemitismo”.

Europa ha visto resurgir movimientos derechistas extremos. Cas Mudde, politólogo neerlandés y activista de izquierda, ha sido autor de varios estudios sobre la extrema derecha y el populismo en Europa, y en su opinión el crecimiento de la ultraderecha se debe al impacto que produjeron tres eventos críticos; el atentado ocurrido en Estados Unidos en septiembre de 2011, que dejó muy en claro que nadie está seguro, ni siquiera en su propio país, la recesión económica de 2008 que generó mucha incertidumbre financiera, y la crisis de los refugiados de 2015, que permitió la masiva entrada de inmigrantes que huían de la guerra civil en Siria, y de otros desplazados que huían de conflictos en Oriente Medio y de África Subsahariana. En aquella oportunidad, Alemania fue uno de los países que acogió a más refugiados.

Mudde indica que, a partir de entonces se han ido multiplicando en forma creciente las manifestaciones en distintas ciudades europeas en contra de la inmigración, y se ha visto un incremento en la violencia ultraderechista contra antifascistas, inmigrantes, miembros de la comunidad LGTBQ y refugiados.

Por su parte, los partidos ultraderechistas no han perdido el tiempo, y han incluido en el debate público, temas como la “inmigración”, “la islamofobia”, “el buenismo”, “el euroescepticismo”, “la seguridad ciudadana”, “el terrorismo”, y varios otros más, que son del común interés de las personas.

Los partidos de la derecha tradicional han asumido algunos de ellos, como parte de su agenda política, y los aplican cuando llegan finalmente al gobierno.

La ultraderecha ha mostrado una fuerte presencia en países como Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Suecia.

Atentados de Extrema Derecha

Parecen lejanos los años en que España era remecida por sangrientos atentados terroristas de extrema derecha en Navarra, llegando a contabilizarse 33 ataques entre los años 1975 y 1985.

Así lo da a conocer un estudio elaborado por cuatro investigadores del Instituto de Derechos Humanos “Gregorio Peces-Barba”, de la Universidad Carlos III, de Madrid, y que consigna asesinatos, ataques a sedes de partidos políticos y sindicatos, ametrallamiento de librerías, y un sinnúmero de otras acciones.

Recordemos que, el terrorismo impulsado por razones políticas a nivel mundial, tuvo su mayor desarrollo en la década de los 70 del siglo pasado, llegando a contabilizarse casi 1.700 ataques.

Posteriormente los atentados extremistas de la ultraderecha fueron escasos, pero no menos sangrientos, como el de 1980 en Bolonia (Italia), con 85 fallecidos, el de 1995 en Ocklahoma (Estados Unidos) con 168 muertos, el de 2011 en la isla de Utoya y Oslo, (Noruega), con 77 personas asesinadas.

A partir de entonces, el terrorismo de este tipo en occidente se afianza cada vez más como una de las mayores amenazas. Según el índice de terrorismo global 2019 elaborado por el IEP (Institute for Economics and Peace), en los últimos cinco años, los ataques ultras han experimentado una subida cercana al 320% tanto en Europa, como en América del Norte y Oceanía. En el año 2017 fueron asesinadas 17 personas, en el 2018 fueron 26 y en 2019 se alcanzaron las 77.

Lo que más llama la atención del informe, es que un 17,2% de los atentados perpetrados en 2018 fueron realizados por la extrema derecha, mientras que sólo un 6,8% fue ejecutado por islamistas. Los atribuidos a la extrema izquierda, bajaron prácticamente a cero.

En 2018 ocurrió el ataque a una sinagoga en Estados Unidos, considerado el más mortífero contra una comunidad judía, y donde 11 personas fueron asesinadas.

En 2019 se produjo el ataque a dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, en donde 51 personas perdieron la vida.

En 2020 en Texas, Estados Unidos, en una localidad llamada “El Paso”, un hombre armado disparó y mató a 23 personas. Ese mismo año, en un ataque realizado por un hombre que habría confesado ideas ultraderechistas y xenófobas, asesinó a 9 personas en dos bares en la ciudad de Hanau, en el oeste de Alemania.

Tras los ataques extremistas relacionados al Yihadismo, como los perpetrados en París, Madrid, Niza, Londres y Barcelona, entre otras ciudades, era muy lógico esperar que los países europeos centraran la mayor parte de sus esfuerzos antiterroristas en combatir particularmente este tipo de ideología. Sin embargo, han sido los atentados de carácter neonazi o ultraderechista los que hoy están complicando más a los encargados de la seguridad ciudadana.

En la mayoría de los casos sus autores tienen la ideología supremacista y xenófoba, y actúan por su propia cuenta como verdaderos enajenados, emulando a los llamados “lobos solitarios”.

Cristina Ariza, coordinadora del OIET (Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo) declaró en una entrevista realizada por la BBC; “Hay que entender que el llamado terrorismo de extrema derecha y los propios movimientos cercanos a su ideología, sean o no violentos, son muy heterogéneos y, por tanto, también lo son los motivos de su exaltación, aunque compartan un tronco común. No es un terrorismo perfectamente organizado y jerarquizado, actúan solos en muchas ocasiones”.

En el caso de Alemania, los ataques violentos de la extrema derecha son los que más víctimas han dejado en el país desde que se produjo la reunificación, en 1990. Según un informe elaborado por la BKA (Oficina Federal de Investigación Criminal) orientado a medir la violencia con trasfondo político y, especialmente, del terrorismo neonazi, que ha dejado más de 200 víctimas, según estadísticas de la Fundación Amadeu Antonio.

La cantidad de delitos de corte político alcanzó en 2020 un máximo récord de 44.692, desde que comenzaron los registros en el año 2001.

Del total, más de la mitad fueron perpetrados por grupos o individuos de la ultraderecha o del neonazismo militante. Lo preocupante es que hay más de 8.000 casos que las autoridades no han podido atribuir a un grupo o ideología en particular.

También es muy probable que muchos delitos no estén siendo clasificados como terroristas, puesto que es más difícil probar esta opción ante los tribunales.

Sea como sea, la violencia creciente en nuestro mundo es parte de esa oscura naturaleza humana que no hemos conseguido dominar, y seguirá presente en nuestra sociedad, pues es una enfermedad cultural y moral muy fácil de contagiar.


Enlaces sugeridos:

El terrorismo ultra se afianza como la “mayor amenaza” para Alemania

https://www.elperiodico.com/es/internacional/20210504/terrorismo-ultra-sigue-mayor-amenaza-11701198

Dos neonazis, condenados a nueve años de cárcel en EE UU por promover el terrorismo

https://www.20minutos.es/noticia/4872482/0/dos-neonazis-condenados-a-nueve-anos-de-carcel-en-ee-uu-por-promover-el-terrorismo/

El silencioso repunte del “terrorismo de extrema derecha” y por qué la covid-19 puede agravarlo

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-54719236

Un dirigente ultra, acusado por terrorismo, preparaba un golpe de Estado en Francia

https://www.elconfidencial.com/mundo/2021-10-28/dirigente-ultra-acusado-por-terrorismo-golpe-de-estado-francia_3314667/

Terrorismo ultra

https://elpais.com/elpais/2020/02/25/opinion/1582649815_181374.html

El terrorismo ultra y derechista en Navarra

https://www.noticiasdenavarra.com/opinion/mesa-de-redaccion/2021/02/10/terrorismo-ultra-derechista-navarra/1119147.html


Oferta Formativa

Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista

El Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista es una titulación oficial de la universidad Pegaso de Italia, acogida al plan Boloniay al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este máster en geoestrategia internacional está diseñado para dotar al alumno de amplios conocimientos relacionados con cuestiones militares, seguridad nacional, política de defensa, teoría moderna de defensa, conflictos y política internacional, servicios de inteligencia, terrorismo y crimen organizado, industria militar y economía de la defensa, entre otros.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

tres × 1 =