¿Es posible controlar a los Hooligans?

¿Es posible controlar a los Hooligans?

La Seguridad en los recintos deportivos es un tema de hoy y siempre, se puede prevenir la violencia que ocurre en este tipo de eventos solo en parte, pero en algunas ocasiones es inevitable. ¿Qué pasará con la seguridad en los estadios durante el Mundial de Rusia?

Los Hooligans y la Seguridad en los estadios

Se aproxima el mundial de Rusia que se disputará el próximo verano, rodeado de cierta alarma por las acciones de los ultras, el pasado jueves en San Mames. Las aficiones del Spartak de Moscú y del Athletic de Bilbao protagonizaron una auténtica batalla campal que se saldó con nueve detenidos, acusados de desórdenes públicos, riña tumultuaria y atentado contra agentes de la autoridad, diversos heridos y un ertzaina fallecido, presuntamente por un ataque al corazón.

A diferencia de otros altercados parecidos en los alrededores de otros campos de futbol, en este caso todas las autoridades estaban avisadas, los ultras rusos son conocidos sobre todo después de los graves incidentes de la Eurocopa en las ciudades francesas de Marsella y Lille. En aquella ocasión se impidió la entrada de dos mil radicales al país, medida que no evitó los enfrentamientos entre aficiones (inglesa y rusa) durante tres días con mas de cuarenta heridos, entre ellos, uno crítico.  Las imágenes hablaban por sí solas.

A medida que se acerca dicho mundial la preocupación aumenta, ¿Si hacen ésto en Francia o en Bilbao, que harán en su casa? El presidente ruso asegura que estos grupos están controlados, ya veremos.

¿Quiénes son y cómo actúan?

Todos conocemos a los hooligans ingleses, muy activos en la última década del pasado siglo, grupos de aficionados violentos que de tanto en tanto se peleaban, para a continuación irse por donde habían venido. Cada equipo de la Premier, la primera división inglesa, tenia un grupo de hooligans. Era algo cultural, relacionado con el futbol de las islas británicas y aunque ahora continúa habiendo este tipo de grupos su actividad está en franca decadencia. Las presiones de las instituciones gubernamentales y de los propios clubs funcionó.

Sin embargo, en Rusia son los estamentos políticos los que en algunos casos animan estas peleas o al menos miran hacia otro lado, recordemos la propuesta presentada en la Duma (parlamento ruso) de Igor Lebedev, miembro del partido nacionalista LDPR. Lebedev propuso una serie de reglas para lo que bautizó como “draka” (pelea, en ruso), un nuevo deporte de veinte combatientes por cada equipo, desarmados, en un estadio, con la finalidad de pegarse hasta el final.

Algunos de los grupos rusos actuales practicantes del “hooliganismo” son auténticas bandas paramilitares organizadas. El grupo “Fratria” del Spartak de Moscú es el ejemplo perfecto, como están publicando los “mass media” estos últimos días, son un grupo de diez mil miembros, formado a partir de la unión de diversas facciones de la afición de este club de futbol.

Este grupo hooligan se entrena en los bosques cercanos a la capital, recreando peleas en las que sólo están prohibidas las armas blancas y de fuego. Estos entrenamientos sirven para preparar los enfrentamientos reales que protagonizarán con las aficiones rivales.

Los Hooligans y la Seguridad en los estadios

Es evidente el cambio de actitud de los grupos hooligans, que antes se dedicaban a tirar sillas de los estadios a los grupos rivales o a la policía, ir medio borrachos por las calles y montar pequeños follones, en cambio, ahora, se han perfeccionado alrededor de la cultura de la violencia, son más agresivos y peligrosos.

Podemos afirmar que estos grupos están obsesionados con la aptitud física, el entrenamiento en artes marciales de élite y, al menos mientras luchan, la sobriedad militante.

El componente ideológico también es importante en estos grupos, en donde los símbolos nazis o xenófobos están a la orden del día, los ultras rusos no aceptan a nadie que no sea ruso.

¿Batallas callejeras en el mundial de Rusia 2018?

En los últimos días se ha informado en numerosos medios de comunicación de las reuniones entre hinchas rusos y argentinos, para preparar estrategias conjuntas de cara al próximo mundial. La idea de estos grupos es demostrar a los “hooligans ingleses” que ya están pasados de moda.

El gobierno de Rusia también se reunió con miembros de estos grupos y les pidió que no fomentaran la violencia en las ciudades que albergarán los partidos de este campeonato.

Ciertamente, en la pasada Copa Confederaciones, disputada en este país el año pasado, los estándares de seguridad fueron adaptados a las circunstancias que requería una competición deportiva de gran dimensión, no se registraron incidentes remarcables, y todos contentos, pero, ¿Quién sabe qué puede pasar el próximo verano?.

Autor: Daniel Saavedra


Con respecto a este tema de Seguridad en recintos públicos, INISEG recomienda conocer sus cursos de seguridad, destacando uno de ellos, el de Director de Seguridad, el director es el líder del equipo de seguridad, tanto en recintos públicos o privados. Como es el caso de un recinto deportivo.

La figura de Director de Seguridad es la máxima autoridad del departamento de seguridad de una empresa o institución y tiene como objetivo garantizar la protección de las personas, bienes, valores y negocio de la empresa, además de asegurar el normal funcionamiento de la actividad durante el día.

Es por este motivo que el curso se ha diseñado con una visión técnica-estratégica para que así el alumno pueda tener una visión general y analítica de la seguridad, pudiendo llevar a cabo su actividad profesional ya sea al interior de una organización privada o una pública.

El título de Director de Seguridad es válido para la habilitación profesional de Director de Seguridad y Jefe de Seguridad por el Ministerio del Interior.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cinco × uno =