El Ártico

El Ártico: guerra geopolítica por recursos de petróleo y gas

Existen intereses geopolíticos y sobretodo económicos en el Ártico, por eso varios países se lo disputan. Con el deshielo se facilitará la extracción de los recursos de dicho territorio. Entonces, cabe preguntarse, ¿quién o quienes deben extraer los recursos del Ártico?¿quienes tienen derecho a esos recursos naturales del Polo Norte?

Recursos naturales en el Ártico

Debido al calentamiento global de los últimos años, el hielo se está derritiendo en el Polo Norte, permitiendo la extracción de los recursos de dicho territorio y más aún, acortando las rutas marítimas que podrían influir en el comercio mundial.

El Instituto Geológico de Estados Unidos realizó una investigación y calculó que se encuentran escondidos bajo la menguante banquisa Ártica, 90.000 millones de barriles de petróleo y 44.000 millones de gas natural, lo que corresponde al 13% y al 30% respectivamente, de las reservas mundiales de dichos recursos.

Con razón, desde entonces, el interés geopolítico de la región ha aumentado. Los países que están en esta disputa territorial y económica son: Dinamarca, Estados Unidos (Alaska), Canadá, Rusia y Noruega.

Otra oportunidad que está brindando el deshielo de los casquetes polares, a los países ribereños del Ártico, es que aparezcan nuevas rutas marítimas navegables por más meses al año.

Estamos hablando de la Ruta Marítima del Norte, que es el paso que une los océanos Atlántico y Pacífico a través del Ártico. Es una alternativa a las travesías que cruzan los canales de Suez y Panamá, lo que permite ahorrar tiempo, combustible y dinero.

Debido a esto, los países antes mencionados mantienen una tensa lucha por reclamaciones territoriales. La Convención de Derecho Marino establece que la soberanía de un país abarca hasta 320 kilómetros más allá de su costa.

Pero si la plataforma continental a la que pertenece sobrepasa ese límite, la Comisión Internacional para los límites de la Placa Continental de Naciones Unidas, puede aumentar su territorio marítimo.

Este matiz ha convertido al territorio montañoso del fondo marítimo ártico, en uno de los puntos más codiciados del mundo y  Canadá, Rusia y Dinamarca demandan que dicha montaña es en realidad una extensión de su plataforma continental.

Noruega por su parte, por la falta de reservas de hidrocarburos, está obligado a mirar al Ártico, donde sus rivales son Dinamarca y Rusia.

Y Estados Unidos disputa un trozo del Ártico con Canadá, desde que se hizo con Alaska en 1867.

No todos los países que están en esta disputa son naciones árticas, ya que China también entró en el juego, no disputando territorios, sino haciendo negocios con Rusia, lo que hace que aumente su presencia en la zona y con Groenlandia que posee minerales muy utilizados en la industria tecnológica, por lo que ha hecho una fuerte inversión.

Esta disputa por el territorio del Ártico viene dándose desde hace años, se habla de conversaciones entre pares, con reuniones estratégicas de alto nivel, de política geoestratégica y recursos naturales (los combustibles fósiles), todo centrado en el protocolo y de ahí no pasa. Esto ocurre al menos desde el 2011 o tal vez desde mucho antes.

Según los especialistas se estima que el Ártico podría contener un cuarto de las reservas mundiales aún no descubiertas de petróleo y gas.

Consecuencias del cambio climático en el Ártico

A causa del deshielo, el océano Pacífico y el Atlántico podrían quedar conectados por el Polo Norte, lo que causaría interés de los países limítrofes, esto va a ser una realidad dentro de poco y desde ya los países interesados en ese territorio mantienen una disputa, tanto comercial como territorial.

El cambio climático en la región intensificó los conflictos geopolíticos existentes y provocó nuevos conflictos, sin embargo, hasta el momento sigue siendo un espacio de cooperación entre todos ellos (Rusia, Canadá, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Islandia, China y EE.UU.)

Según los científicos de la NASA, de aquí al 2030 o 2050, la banquisa ártica podría desaparecer por completo en el verano, permitiendo que nuevas rutas comerciales se abran.

El Ártico

Las nuevas rutas reducen considerablemente las distancias entre Asia y Europa, lo que significa ahorrar en combustible, dinero y tiempo de navegación.

Algunos países quieren tener el control de las rutas y otros quieren que sea de libre navegación.

Rusia está invirtiendo mucho, con la esperanza de que realmente aumente mucho el tráfico, ha priorizado la modernización de todos los puertos que se encuentran en la ruta, también invirtió en una flota rompehielos de propulsión nuclear, únicos en el mundo en poseer este rompehielos.

China también demuestra interés y quiere trazar una ruta de la seda helada para la exportación de minerales indispensables para la fabricación de aparatos digitales.

Hasta ahora todavía estas rutas siguen siendo un obstáculo, por la dificultad que significa navegar en aguas tan heladas, lo que provoca la duda razonable, de si las ganancias en termino de distancia pueden ser anuladas por la lentitud que los barcos sufren en este tipo de aguas.

Falta mucho tiempo para poder ver la real explotación del Ártico, mientras tanto, todos los países interesados deberán llegar a un acuerdo en lo geopolítico y en lo comercial.

La ambición del hombre pone en peligro una vez más a la naturaleza y sus recursos. Esperando que las autoridades pertinentes protejan el medio ambiente, la naturaleza y sus recursos, frente al poder y ambición de las grandes potencias.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://elordenmundial.com/mapas/disputas-territoriales-artico/

https://www.france24.com/es/20171115-cambio-climatico-artico-polo-norte

https://www.bbc.com/mundo/internacional/2010/09/100921_artico_petroleo_gas_disputa_recursos_foro_jp.shtml


Oferta Formativa

Máster en Diplomacia, Relaciones Internacionales, Seguridad y Defensa

Este Máster Oficial en Relaciones Internacionales, es una formación que prepara al profesional en el camino de la Carrera Diplomática, proporcionándole los conocimientos necesarios al alumno para enfrentar los distintos escenarios internacionales y cuya principal característica se enfoca en ser complejos, cambiantes, dinámicos y de intereses muy variados entre los países.

Este Máster Universitario en Investigación está diseñado para dotar al alumno de amplios conocimientos relacionados con Seguridad, Geoestrategia y Defensa.

Una formación oficial en relaciones internacionales moderna y especializada, con un plan de estudio actualizado a la realidad actual a nivel internacional, y con la posibilidad de que el alumno acceda a 4 menciones específicas que marcan geográficamente el área de estudio:

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

siete + 18 =