Financiación del terrorismo

Financiamiento al terrorismo: pantallas humanitarias

Estos huérfanos en Siria eran en realidad la organización yihadista Ejército del Islam. Agrupación cercana a Al Qaeda y a la que se le atribuye responsabilidad en ataques con mortero dentro de Damasco.

Fundraising de nuevo tipo

Cuando hablamos de terrorismo lo decimos muy fácil. Imaginamos una banda armada operando en la clandestinidad que se dedica a cometer atentados para aterrorizar a la población. Pero el asunto no es tan sencillo; ese es solo el fenómeno -lo que aparece ante nosotros. Sin embargo, por lo general, el terrorismo es una actividad que responde a organizaciones de alta complejidad en todas sus esferas. Tal como cualquier empresa, poseen una estructura interna especializada en la que se incluyen asuntos como la documentación, la logística y, tal vez la más importante, las finanzas.

¿Qué sería de una organización terrorista sin recursos financieros? Simplemente no podrían operar. Y aunque podemos suponer distintas formas de financiamiento también relacionadas con actividades ilícitas, resulta preocupante constatar que las agrupaciones terroristas han comenzado a diversificar sus modalidades de fundraising. Y si utilizamos este concepto propio del mundo de las organizaciones sin fines de lucro, es porque en este proceso de diversificación en la captación de fondos monetarios incluso han llegado a eso: a crear ONGs de pantalla.

Sin ir más lejos, El Mundo informó que hace unos días atrás una investigación condujo a la detención del presidente de la Conferencia Islámica de España (CIE), Ayman Adlbi, y de su tesorero, Mohamed Hatem Rohaibani. Se les acusa de pertenecer a una organización terrorista, pero además se les señala por estar involucrados, y este es el punto que nos interesa abordar, en financiamiento del terrorismo. ¿El método? Desde el año 2011 una ONG llamada Al Bashaer generaba transferencias para ayuda humanitaria a unos supuestos huérfanos víctimas de la guerra en Siria.

Pero estos huérfanos en Siria eran en realidad la organización yihadista Ejército del Islam. Agrupación cercana a Al Qaeda y a la que se le atribuye responsabilidad en ataques con mortero dentro de Damasco que habrían tenido como consecuencia numerosas muerte de civiles, es decir, potenciales crímenes de guerra. Nada más alejado de la ayuda humanitaria.

Múltiples formas regulares de financiamiento

Los servicios de inteligencia que abordan el terrorismo, reconocían formas de financiamiento tradicionales en el terrorismo yihadista, como el sistema Hawala o “transferencias” en árabe. Un tipo de transferencia semi formal que opera en negro y por lo mismo es muy difícil de detectar. Sin embargo, a estas formas ya clásicas, no solo se suman estas formas novedosas como la transferencia de fondos vía organizaciones que simulan ser de carácter humanitario. Las nuevas tecnologías también suponen un desafío para la detección del financiamiento a grupos terroristas.

Actualmente, las transferencias por Internet en sus múltiples formas que van desde el dinero electrónico hasta las criptomonedas que, por su tecnología blockchain, son, salvo que exista un error involuntario, imposibles de rastrear.  Las ONGs pantalla, por supuesto, también aprovechan estos nuevos medios. De este modo, las dificultades para la policía son de orden tecnológico y, también, de corte jurídico-formal, debido a que las organizaciones humanitarias solo por sus presuntos objetivos de ayuda social sin fines de lucro, no suelen llamar la atención inmediata de los servicios de inteligencia.

Lecciones desde la academia

Si bien este fenómeno de las “ONG pantallas” para el blanqueo de dinero, así como el uso de nuevas tecnologías no es, aparentemente una situación generalizada ni, por supuesto, atribuible a cualquier ONG ligada al islam ni tampoco al general de las organizaciones sin fines de lucro. Es más, es altamente probable que muchos de los donantes no conozcan el destino real de sus aportes a estas organizaciones; sino que son simplemente motivados por un ánimo de caridad -conocido como el zakat en el mundo musulmán- presente tanto en el islam como en otras religiones. De ahí el impacto que genera esta noticia en España.

No obstante, en la academia el fenómeno viene siendo estudiado desde hace algún tiempo. Estas investigaciones nos pueden permitir extraer algunas lecciones para fortalecer la seguridad internacional sobre estas formas de financiamiento. Como lo que plantea el profesor Del Cid (2011: 420) de la UNED, sobre las debilidades en las regulaciones de estas nuevas plataformas de transferencias electrónicas:

“La falta de regulación de estos canales en algunos países, lo que garantiza el anonimato a sus usuarios, y la débil aplicación de medidas de debida diligencia en otros, los hace especialmente atractivos para el crimen organizado y los grupos terroristas”.

Y, continúa, atendiendo a que estas operaciones son de carácter internacional:

“La posibilidad de realizar operaciones transfronterizas también incrementa el riesgo, ya que los proveedores del servicio pueden establecer sus empresas en jurisdicciones que no están sujetas a una adecuada regulación y supervisión. En este caso, resulta imprescindible la cooperación internacional para que una investigación policial pueda seguir la pista del dinero y concluir con éxito”.

Coincide en sus recomendaciones el Grupo de Acción Financiera del Caribe que, con cuatro medidas, invita a poner atención al ámbito y operaciones financieras de las organizaciones sin fines de lucro:

  • acercamiento constante al sector,
  • supervisión o monitoreo dirigidos y basados en el riesgo,
  • investigación y recopilación de información efectivas,
  • y mecanismos efectivos para la cooperación internacional.

Fuentes utilizadas en este artículo:

https://gaceta.es/actualidad/la-mezquita-central-de-madrid-financiaba-el-terrorismo-islamista-en-siria-a-traves-de-una-ong-pantalla-20210406-1047/

http://spanish.xinhuanet.com/2015-12/26/c_134953137.htm

https://lexetsocietas.com/2018/07/17/el-sistema-hawala-y-la-financiacion-del-terrorismo/

https://www.seguridadinternacional.es/?q=es/content/los-donativos-por-internet-oeneg%C3%A9s-isl%C3%A1micas-con-sede-en-el-reino-unido-y-la-financiaci%C3%B3n

DEL CID GÓMEZ, Juan Miguel: “El uso de las nuevas tecnologías en el blanqueo de capitales: los nuevos métodos de pago”, Actas de las III Jornadas de Estudios de Seguridad, Instituto Universitario General Gutiérrez-Mellado, UNED, 2011.

https://www.cfatf-gafic.org/index.php/es/documentos/gafi40-recomendaciones/414-recomendacion-8-organizaciones-sin-fines-de-lucro


Acerca del Autor de este Artículo

ANDRÉS FONSECA LÓPEZ

Profesional en Ciencias Sociales, Económicas y Gestión de Proyectos. Licenciado en Filosofía, estudios de Máster en Psicología y posgrados en Trabajo Social, Innovación y Emprendimiento. Especializado en Estudios del Desarrollo, Economía Política, Cooperación al Desarrollo y Derechos Humanos.


Oferta Formativa

Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista

El Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista es una titulación oficial de I y II livello (segundo nivel) de la universidad Pegaso de Italia, que da acceso al doctorado debido a su adaptación y acogida al plan Bolonia y al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este Máster en Geoestrategia Internacional está diseñado para dotar al alumno de amplios conocimientos relacionados con cuestiones militares, seguridad nacional, política de defensa, teoría moderna de defensa, conflictos y política internacional, servicios de inteligencia, terrorismo y crimen organizado, industria militar y economía de la defensa, entre otros.

Más información en nuestra página: https://www.iniseg.es/terrorismo/masteres-oficiales/master-en-geoestrategia-internacional-y-terrorismo-yihadista.html

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

15 + 13 =