mercantilismo chino

Mercantilismo con características chinas en América Latina

Este artículo es la traducción del original, el cuál ha mantenido el sentido y enfoque del autor, Evan Ellis.

Mercantilismo con características chinas en América Latina

Esta es la primera de dos partes.

Estados Unidos, América Latina y China conocen bien el mercantilismoLas restricciones británicas sobre el comercio directo entre sus colonias y Europa en beneficio de su propia industria fueron un factor determinante de la Revolución Americana.

El “Boston Tea Party”, que se enseñó a niños estadounidenses desde la escuela primaria, fue una protesta icónica contra el mercantilismo británico. De manera similar, para los latinoamericanos, el uso de regulaciones mercantilistas por parte de España, incluido el famoso impuesto “Quinto” a las exportaciones de minerales, era parte de un sistema para extraer la riqueza de sus colonias, mientras que sus fabricantes protegidos les vendían productos terminados.

En Asia, desde el siglo XVI al XIX, el mercantilismo a través de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y la Compañía Británica de las Indias Orientales incluyó el dominio de puertos, rutas de suministro y mercados para capturar la mayor cantidad posible de valor agregado en el sistema comercial, más tarde con políticas y participación militar para proteger el sistema de los rivales.

En el siglo XX, los teóricos latinoamericanos de la dependencia y los promotores del desarrollo autónomo esencialmente argumentaron que la estructura de las relaciones económicas entre la región y el mundo desarrollado estaba “amañada” contra el mundo en desarrollo, bloqueando una relación desventajosa en la que las corporaciones extranjeras pagaban relativamente poco, comprar (o extraer directamente) los productos básicos de la región, vendiéndoles sus propios bienes de alto valor agregado, condenando a los latinoamericanos a trabajar como empleados, o peor aún, en lugar de cosechar los beneficios de la propiedad y la producción para ellos mismos.

Desde este punto de vista, las élites locales vendieron sus sociedades al aceptar los acuerdos desequilibrados que a menudo los beneficiaban personalmente y al hacer cumplir el orden que producían esos acuerdos no transparentes, a menudo corruptos.

Hoy en día, es China, una vez víctima del mercantilismo, la que está explotando el comercio y la inversión internacionales para reorientar el mundo en su beneficio a través de una coordinación depredadora entre sus empresas campeonas nacionales, socios financieros con recursos suficientes y su gobierno.

El discurso de la República Popular China sobre relaciones mutuamente beneficiosas de ” ganar-ganar ” suena superficialmente más atractivo que parte de la retórica de Washington en los últimos años. Sin embargo, mis colegas latinoamericanos comprenden bien la diferencia entre lugares comunes que agradan el oído y acciones que sirven a sus intereses y benefician a sus países. Los más de 137.000 millones de dólares que China ha prestado a la región, los 122.000 millones de dólares que sus empresas han invertido en la región durante las dos últimas décadas y los 278.000 millones de dólares en comercio bilateral parecen ser un buen negocio.

Sin embargo, a medida que he observado el desarrollo dinámico en los más de 16 años que he seguido y escrito sobre el compromiso chino con las Américasmi investigación ha encontrado principalmente a los fabricantes latinoamericanos desplazados por los chinos, y los propietarios de la República Popular China reemplazan a los estadounidenses y europeos, en minas, yacimientos petrolíferos, puertos, empresas agroindustriales y eléctricas, con implicaciones negativas para quienes allí laboran, las comunidades con las que interactúan y el medio ambiente.

Mi trabajo me ha llevado a las historias de empresarios vinculados a líderes populistas desde Hugo Chávez y Nicolás Maduro hasta Rafael Correa y Evo Morales enriqueciéndose en tratos corruptos y poco transparentes que otorgan beneficios a sus socios chinos, sin promover el desarrollo sostenible en sus países. América Latina, trágicamente, es experta en cambiar una forma de explotación y dominación por algo peor.


Acerca del Autor

El Dr. Evan Ellis es miembro senior no residente del CSIS y profesor de estudios latinoamericanos y caribeños. Su trabajo se enfoca en temas de seguridad y defensa, incluido el crimen organizado transnacional, el populismo y las relaciones de la región con China y otros actores del hemisferio no occidental. El Dr. Ellis ha publicado más de 250 trabajos, incluidos tres libros, y ha presentado su trabajo en 26 países de cuatro continentes. Ha testificado en múltiples ocasiones sobre América Latina y el Caribe ante el Congreso de los Estados Unidos y su trabajo aparece regularmente en los medios tanto de Estados Unidos como de la región. A través de su trabajo, el Dr. Ellis llama la atención sobre la importancia estratégica de América Latina y el Caribe para Estados Unidos a través de lazos de geografía, comercio y familia y cómo la prosperidad y seguridad de Estados Unidos están vinculados a los de sus socios en la región. Lea los informes de Evan Ellis – Más aquí.

Oferta Formativa

Máster en Seguridad Internacional y Sanidad en Zonas Hostiles

El Máster en Seguridad Internacional y Sanidad en Zonas Hostiles, centra su enfoque principal en aquellas personas vinculadas por sus actividades de estudio y/o profesionales a las áreas de seguridad/inteligencia y sanidad/supervivencia, en el marco de situaciones y zonas de incidentes tanto a nivel nacional como internacional, especialmente considerando el carácter de “aldea global” que presenta el mundo actual.

Más información en nuestra página https://www.iniseg.es/terrorismo/masteres-oficiales/master-universitario-en-seguridad-internacional-y-sanidad-en-zonas-hostiles.html

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

3 × cinco =