mujer en el terrorismo

Mujeres en el terrorismo: una tendencia perversa

La participación de la mujer en la sociedad ha ido cambiando con el paso de los años, ya que por mucho tiempo fue relegada a segundo plano. Aún existen diferencias notorias, pero dónde más se notan esas diferencias es en el Medio Oriente, donde la función de la mujer como tradición es cuidar del hogar, del marido y los hijos. Pero algo cambió, ya que ahora las mujeres se están uniendo al terrorismo.

¿Es una estrategia?

Mujer vs Terrorismo

Un informe de la Europol, dio cuenta del aumento de la radicalización de mujeres que se unieron a los grupos terroristas, como Daesh.

El crecimiento de ISIS ha cambiado el rol de la mujer en los grupos yihadistas y a la vez la mayor presencia femenina en la organización ha ayudado a su crecimiento como tal.

También se dice que es una estrategia de reclutamiento muy efectiva, tanto así, que la mayoría de la gente que se ha unido a Daesh son mujeres y niños.

La estrategia de marketing trazada por Daesh, se basó en cuatro promesas fundamentales:

  • Emancipación: les dicen que pueden sufrir marginación o estigmatización social en el lugar donde viven.
  • Promesa de liberación de la opresión: les prometen la liberación de la opresión de occidente.
  • La devoción: esto se refiere a la parte mística o teológica, ya que les dicen que a mayor sacrificio mayor recompensa.
  • Eres necesaria y te necesitamos: esto tiene que ver con algo que antes no sucedía, que la mujer podrá participar en la organización terrorista.

Para la secretaria general de la Ciseg, Ariadna Trespaderne, secretaria general de la Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global, Daesh creó una “nueva cosmovisión” que empodera a las mujeres al decirles que “no solo serán madres y esposas de combatientes”, como lo fueron siempre en esos grupos.

Para reclutarlas les dicen y les hacen promesas de que podrán ser activistas, o sea, podrán ser reclutadoras, difundir propaganda e incluso ser combatientes activas. Todo esto es por motivos estratégicos, “cuantos menos hombres haya combatiendo mayor activación femenina habrá”, indicó Trespaderne.

Si el Estado Islámico desea crear un califato, no puede lograrlo sin la participación de la mujer, que figura de forma cada vez más destacada en la propaganda dirigida hacia ellas por la organización terrorista.

Por tradición, siempre se ha priorizado la imagen patriarcal de la yihad femenina, que transcurre en el hogar, cuidando a los hijos y acompañando al esposo hasta la muerte. Pero ISIS presenta ciertas singularidades cuando las anima a sumarse a su causa. Permite que viajen solas hasta los territorios donde opera la organización, asegura que “el Islam no prohibe que se eduquen”, y ha recuperado “la figura de la luchadora activa como modelo a imitar si fuera preciso”.

La Oficina Europea de Policía (Europol), se ha dado cuenta, según dice en su informe,  que los textos dirigidos a las mujeres, promueven estos cambios en el papel femenino, en el seno de ISIS y han influenciado tres publicaciones, una en árabe y dos en inglés, entre los años 2014 y 2018.

Para ISIS se han vuelto indispensables las mujeres en su organización, ya que están presentes en las áreas de conflictos, Siria e Irak y en el mundo occidental, incluida la Unión Europea.

El rol de la mujer ha cambiado en los grupos yihadistas, debido al crecimiento de ISIS y viceversa. Su compromiso ha aumentado gracias a su presencia en redes sociales.

Según el estudio realizado por Europol, “La propaganda de ISIS subraya la necesidad de liberar a las fieles de las garras de gobiernos infieles para atraer así a combatientes varones, pero como un estado no funcionaría sin ellas, las novias yihadistas son presentadas por al-Naba como un fenómeno aceptable en nombre de Dios, no como ideal de amor romántico, que no es promovido en absoluto”  (www.elpais.com)

La mayoría de las mujeres musulmanas que se han unido a ISIS son europeas o de países occidentales, y la propaganda no elude el feminismo.

El informe agrega lo siguiente, con respecto a la mujer musulmana yihadista,“mientras algunos pueden ver condescendencia en la protección de la modestia y virtud de la mujer, las que suscriben el yihadismo creen, como los hombres, que los roles y responsabilidades de cada género tienen un eco divino”, el empoderamiento difiere en función del enfoque religioso y cultural.

Mujeres en el terrorismo

ISIS hace una diferencia con la mujer, en cuanto a que dice que la yihad violenta no es obligatoria para ellas, pero a través de una de las propagandistas más señaladas, Umm Khalid al-Finlandiyya, dice que “no descarta que las mujeres lleven a cabo ataques contra el enemigo, cuando otros no puedan hacerlo”. “Si bien ISIS las llama seguidoras, no soldados, incluye en las revistas ejemplos de heroínas de los primeros tiempos del islam y de atentados recientes”.

En cuanto a la educación, el grupo terrorista las insta a seguir clases de religión, para poder educar a sus hijos en la fe. Un dato no menor, es que un tercio de los estudiantes de la facultad de Medicina son mujeres, en la ciudad siria de Al Raqa.

El estudio concluye con la siguiente reflexión: “Todo esto sirve para presentarse como una organización agradecida con su contribución a la causa yihadista, porque ellas deben repeler los esfuerzos occidentales para erradicar la auténtica identidad musulmana”.

El rol de la mujer en el terrorismo

Lo que más llama la atención del reclutamiento de mujeres por el Estado Islámico, es el número conseguido, su diversidad geográfica y los nuevos retos estratégicos que han surgido, producto de este nivel de movilización sin precedentes.

Se calcula que han viajado a la zona de conflicto más de 6.000 mujeres extranjeras y regresaron sólo el 9% de las que habían ido. Esta taza de retorno es muy inferior a la de los hombres y niños. Muchas mujeres están prisioneras en campos del norte de Siria e Irak, en condiciones humanitarias muy precarias.

Es muy difícil conocer las cifras exactas de la participación de las mujeres en Daesh, no se tienen datos muy específicos. Este vacío no permite valorar en toda su dimensión la participación femenina en la organización terrorista, ni la tasa de retorno ni la repatriación.

Tampoco hay mucha información acerca de la participación de la mujer en Daesh, se unían a él por diferentes razones y desempeñaban diversas funciones durante su estadía. Algunas pudieron tener funciones más violentas y otras tener funciones más importantes al margen del combate, como reclutadoras o propagandistas.

Otro grupo terrorista, Boko Haram,  también utilizaba a mujeres y niñas, teniendo la siniestra fama de utilizarlas en atentados suicidas. De 434 terroristas suicidas, el 56% eran mujeres y niñas.

En Al-Shabaab es menos conocida la posición de las mujeres, pero las informaciones indican que constituyen una base social importante para el grupo, que explica en parte la capacidad de resistencia de los rebeldes.

Las mujeres intervienen en diferentes funciones dentro del grupo terrorista, muy similares entre ellos, captación, obtención de fondos y la puesta en práctica de operaciones, reúnen información para llevar a cabo operaciones militares o de extorsión y transportan explosivos, ya que las fuerzas de seguridad vigilan menos a las mujeres.

Las razones por las que las mujeres se han unido a estos grupos terroristas son varias, pueden ser políticas, económicas, sociales, emocionales, personales y psicológicas. Sea cual sea la razón, están corriendo peligro y muchas veces son víctimas.

Están expuestas a diferentes riesgos como, simplificación excesiva, sensacionalismo, estigmatización, lo que las convierten en verdaderas víctimas del terrorismo. Pero el otro lado de la moneda, las muestran como culpables de atentados terroristas y complicidad.

Hay muchas medidas que aún deben tomarse con respecto a las mujeres que retornan de los grupos terroristas y desean reinsertarse en la sociedad. Mujeres que han tenido hijos producto de una violación y que muchas veces no son aceptados sus hijos.

Todo esto está en el marco de prevenir y combatir el terrorismo a nivel mundial, teniendo en cuenta los aspectos de género.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://mundo.sputniknews.com/radio_telescopio/201907231088122967-terrorismo-femenino-de-novias-de-la-yihad-a-combatientes/

https://www.esglobal.org/la-participacion-de-las-mujeres-en-el-terrorismo-nuevas-tendencias/

https://elpais.com/internacional/2019/06/14/actualidad/1560511853_314746.html


Oferta Formativa

Te recomendamos el Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista

El Máster en Geoestrategia Internacional y Terrorismo Yihadista es una titulación oficial de II livello (segundo nivel) de la universidad Pegaso de Italia, que da acceso al doctorado debido a su adaptación y acogida al plan Bolonia y al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este Máster en Geoestrategia Internacional está diseñado para dotar al alumno de amplios conocimientos relacionados con cuestiones militares, seguridad nacional, política de defensa, teoría moderna de defensa, conflictos y política internacional, servicios de inteligencia, terrorismo y crimen organizado, industria militar y economía de la defensa, entre otros.

Para mayor información ingresa a nuestra página de INISEG

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

16 − 12 =