Vulnerabilidades del sistema de seguridad en viviendas

Vulnerabilidades del sistema de seguridad en viviendas

¿Realmente funcionan los sistemas de seguridad en las viviendas?¿Es suficiente la tecnología de estos sistemas para garantizar la seguridad residencial? Las respuestas se encuentran en el último estudio «Posibilidad de robo en el residencial» que desprende una conclusión alarmante: los sistemas de protección no ofrecen la seguridad necesaria.

¿Los motivos? La falta de preparación del personal o la desinformación por parte del sector, entre otros. Te contamos todo a continuación.

Investigación, la herramienta hacia una mayor seguridad en viviendas

La seguridad, lejos de ser un ente estático, se convierte en un elemento dinámico que necesita ser investigado para investigar las principales brechas con el objetivo de detectar y neutralizar las posibles amenazas ¿el objetivo? Una sociedad más segura, donde se pueda vivir con tranquilidad.

Con este objetivo, los expertos Iván Ballesteros –ingeniero y consultor para el control de riesgo en la Seguridad- y José M.Ángel Olleros –consultor de seguridad por diseño- han elaborado el estudio « Posibilidad de robo en el residencial» que evalúa el riesgo en función del tipo de vivienda, actividad, entorno y analiza medidas técnicas de protección.

Estudio: Posibilidad del robo en residencial

Con el estudio aún en marcha y tal como afirma Ángel Olleros, uno de los investigadores implicados:

«Esperamos que este estudio pueda estar terminado para finales del mes de septiembre 2018 y de estar forma contribuir a la llamada “Democratización de la Seguridad”. También estamos trabajando en poder ofrecer a la sociedad en su conjunto una nueva aplicación (auto evaluador), como ayuda a los ciudadanos interesados en su tranquilidad».

Un estudio que hasta ahora ha analizado en varias fases el riesgo de robo en el sector residencial en base a la evaluación de:

  • Posibilidad-Oportunidad-Atractividad-Vulnerabilidad

El sector residencial analizado comprende todos los ámbitos residenciales, incluyendo medidas técnicas de protección, así como actividad en la vivienda.

¿El objetivo principal del estudio? Analizar el estado actual de la seguridad residencial con el objetivo de reducir en riesgo de robo.

Unos robos que no han dejado de aumentar, exponiendo los fallos en seguridad y la necesidad de investigar estas brechas, algo que pretende la conclusión del estudio.

Los objetivos de la investigación:

  • Medir la efectividad de los sistemas de seguridad instalados en viviendas
  • Investigar el factor de riesgo que determina la posibilidad de ser víctima de un robo
  • Desarrollar un modelo que ayude a tomar las mejores decisiones de compra

Conclusiones: Los sistemas de seguridad residencias no aseguran la protección

La principal conclusión del estudio tras un análisis exhaustivo es que los sistemas de seguridad no son suficientes para garantizar la protección.

¿Los motivos? Son inadecuados e inefectivos porque se instalan y evalúan por asesores no cualificados en seguridad.

Esta conclusión principal se desprende de las siguientes:

vulnerabilidad seguridad en viviendas

Rupturas en la cadena de decisión

A la hora de adquirir un sistema de protección, los consumidores se encuentran desorientados sobre el funcionamiento y el tipo de sistema que necesitan.

Personalización del sistema de seguridad

Para poder instalar un sistema eficiente, es necesario un diagnóstico y evaluación previo para poder ajustar el sistema, ya que las simples características técnicas un sistema no garantizan la protección.

Falta de auditorías

El estudio identifica hasta 71 posibles fallos de seguridad, consecuencia de no aplicar auditorías externas para determinar los fallos y aplicar correcciones Así, un sistema de seguridad sin auditar ofrece una resistencia débil frente a las amenazas.

La falta de auditorías y asesoría profesional disminuye la efectividad en un 81,1%.

Si la instalación, el análisis y la auditoría no se lleva a cabo por profesionales capacitados, el sistema de seguridad por sí solo ofrece una efectividad de tan solo el 18,9%.

La resistencia física + pronta detección= fórmula ganadora

Lo más importante a la hora de interceptar a un agresor es la reducción de la línea de tiempo de las acciones, para así detectarlo a tiempo y evitar las consecuencias.

En este sentido, las barreras de protección física tales como muros, puertas o ventanas detienen al agresor, lo que aumenta el margen de actuación de las fuerzas encargadas de detener la amenaza.

Formación para mejorar el panorama de robos residenciales

Con el objetivo de la mejora social mediante el aumento de la seguridad, tanto a nivel personal, poblacional, comercial o institucional, uno de los aspectos del estudio se centra en analizar las debilidades en el sistema de seguridad residencial, con unas conclusiones que evidencian unos datos alarmantes, y es que la falta de preparación es uno de los principales motivos de los fallos en seguridad.

Por ello, INISEG trabaja por ofrecer una oferta de cursos en el área de seguridad, que bajo mando de Marceliano Gutiérrez Rodríguez, Comisario Principal Honorario del Cuerpo Nacional de Policía y ejerció como Director de la Escuela Nacional de Policía con sede en Ávila, se presenta como una oferta educativa adaptada a las necesidades del panorama de seguridad para formar profesionales capacitados.

¿Quieres formar parte de la protección de la sociedad? Consulta la oferta de cursos de Iniseg, una escuela con más de 30 años de experiencia en la enseñanza online. Desde másteres oficiales hasta cursos propios, encontrarás todo lo que necesitas para ser parte de la nueva generación encargada de la seguridad.

Webgrafía

https://www.angelolleros.com/estudio-posibilidad-robo-residencial/

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cuatro × dos =