planeamiento defensa

Las Amenazas Híbridas en el nuevo ciclo de Planeamiento de la Defensa en España

Este verano se han publicado los dos documentos claves para el inicio del nuevo ciclo de Planeamiento de la Defensa. Ambos documentos incluyen entre los retos para la Defensa, a las amenazas híbridas y a las estrategias híbridas.

¿Qué es el Planeamiento de la Defensa?

“La política de defensa determina los objetivos de la defensa nacional y los recursos y acciones necesarias para obtenerlos.

Estos objetivos se definen en la Directiva de Defensa Nacional, que constituye la base del Planeamiento de la Defensa Nacional y de la Defensa Militar.

La política de seguridad de España se integra en el contexto internacional a través de su presencia en organizaciones internacionales, su participación en operaciones de paz y su vinculación a diversos tratados.

En términos generales, el planeamiento de la defensa es un proceso consistente en la identificación de los riesgos y las amenazas susceptibles de afectar a la seguridad nacional, la definición de los objetivos de seguridad y defensa del Estado y el desarrollo de una estrategia político-militar que dote al país de los medios y las capacidades más adecuadas para el eficaz desempeño de sus funciones”.

¿Qué son las amenazas híbridas?

Las amenazas híbridas son una mezcla de actividades hostiles que combinan métodos convencionales y no convencionales.

Estas actividades pueden ser coordinadas por agentes estatales o no estatales y manteniéndose por debajo del umbral de una guerra que ha sido declarada oficialmente.

El objetivo de una amenaza híbrida es desestabilizar a las sociedades y crear grandes incertidumbres que dificultan la toma de decisiones por los líderes de Estado.


A continuación se ha realizado un resumen de ambos documentos realizado por uno de nuestros destacados profesores del Máster en Amenazas Híbridas, Bonifacio Gutiérrez.

LAS AMENAZAS HIBRIDAS EN EL NUEVO CICLO DE PLANEAMIENTO DE LA DEFENSA

En los últimos años la situación de la seguridad mundial ha evolucionado de manera significativa. Tal como se afirma en la introducción de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017, junto al  terrorismo transnacional y los ciberataques, que siguen siendo uno de los principales retos a la Seguridad,  han surgido las denominadas amenazas híbridas, una combinación de amenazas convencionales y no convencionales orientadas a la desestabilización de nuestra forma de vida, y cuya identificación y atribución resultan especialmente complicadas.

En consecuencia, con el inicio del nuevo Ciclo de Planeamiento de la Defensa[1], las amenazas híbridas y la forma de contrarrestarlas debían adquirir un papel relevante

En este sentido, el pasado 11 de junio, el presidente del  Gobierno promulgaba la Directiva de Defensa Nacional (DDN) 2020. Esta Directiva es la referencia del proceso de planeamiento de la Defensa, como expresión de las líneas generales de actuación y las Directrices para el desarrollo de la Política de Defensa del Gobierno.

En su introducción se afirma que la crisis del COVID-19 o documentos como la Estrategia Global de Seguridad Europea han dado un giro a las percepciones sobre la Seguridad Europea y la manera de gestionarla. También expone que los escenarios de actuación para las Fuerzas Armadas han aumentado en complejidad desde la publicación de la última Directiva de Defensa Nacional de 2012.

En este sentido, señala que el empleo de las estrategias híbridas que combinan procedimientos convencionales con otros de tipo asimétrico, lleva un marco de intensa confrontación en el ciberespacio y en el entorno de la información.

El uso de la fuerza va acompañado de campañas psicológicas, orientadas a desacreditar las actuaciones propias y a sembrar el desconcierto en la opinión pública.

En el ciberespacio y en el ámbito de la información es habitual que algunos adversarios enmascaren su acción y mantengan la aplicación de sus estrategias dentro de una zona gris, situada por debajo de los que han identificado como nuestro umbral de respuesta.

Así mismo, considera que para hacer frente a estas estrategias se debe alcanzar una adecuada integración de los recursos disponibles en todos los ámbitos, sean civiles o militares, nacionales o multinacionales con la finalidad de preservar la seguridad, mejorar la comunicación estratégica, incrementar la confianza en las instituciones y fomentar la resiliencia de la sociedad.

Por su parte, el 4 de Agosto de 2020, la Ministra de Defensa aprobaba la Directiva de Política de Defensa 2020, que tomando como referencia la DDN 2020, inicia un nuevo Ciclo de Planeamiento de la Defensa. Con esta Directiva, la Ministra establece las líneas generales de actuación y las directrices precisas para este Planeamiento de la Defensa.

En la valoración de la situación estratégica en relación con los objetivos y directrices fijados en la DDN identifica unos fenómenos transversales, como los ciberataques, la militarización del  espacio, las amenazas híbridas – incluida su componente de desinformación-  y otros,  que pueden tener un enorme impacto sobre el bienestar de los ciudadanos, sobre la estabilidad social y la seguridad internacional.

Para afrontar los retos relativos a las estrategias híbridas se pueden identificar cuatro consideraciones principales para las Fuerzas Armadas, que sin duda, tendrán  un papel importante en la adquisición de nuevas capacidades y en su preparación:

  • Su disposición y la de las autoridades de la Defensa se orientará a generar una mayor resiliencia nacional e internacional ante los retos transversales.
  • Se deben consolidar los mecanismos de colaboración con el conjunto de las administraciones Públicas. Además de mejorar la integración cívico-militar en materia de gestión de crisis y de apoyo en emergencias, se potenciará la colaboración para hacer frente a posibles amenazas en el ciberespacio, el espacio exterior y a las estrategias híbridas, tratando de alcanzar una mejor comprensión del entorno y de la zona gris por debajo de otros umbrales de respuesta.
  • Se requiere una comunicación estratégica activa, clara, honesta y plenamente respetuosa con la pluralidad democrática frente a las herramientas habituales del modelo estratégico híbrido que buscan erosionar la cohesión entre ciudadanos e instituciones. Esta comunicación se desarrollará tanto a nivel nacional como en concierto con la OTAN y la Unión Europea.
  • Se deben incrementar las capacidades orientadas a neutralizar las amenazas de naturaleza híbrida.

Directiva de Defensa Nacional 2020

https://www.dsn.gob.es/es/actualidad/sala-prensa/directiva-defensa-nacional-2020

Directiva de Política de Defensa. BOD núm. 159 (6 de agosto de 2021). Páginas 19.551 a 19.557

https://publicaciones.defensa.gob.es/media/downloadable/files/links/b/o/bod_20200806_159-al.pdf


Acerca del Autor

Bonifacio Gutiérrez

Bonifacio Gutiérrez León

Coronel del Ejército de Tierra. Subdirector de Investigación y Lecciones Aprendidas del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra.El Coronel Gutiérrez ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en el Mando de Adiestramiento y Doctrina del ET donde ha desempeñado diferentes cometidos relacionados con la Investigación y con la Enseñanza de Formación Militar y de Perfeccionamiento (en la Academia de Artillería, en Segovia). También ha estado destinado en varias Unidades de la Fuerza y del Apoyo a la Fuerza. Ha participado en tres misiones internacionales en la zona de los Balcanes. Cuenta con numerosas condecoraciones, tanto nacionales como internacionales.Respecto a su formación académica; mencionar los cursos militares de Estado Mayor de lasFuerzas Armadas, Paracaidismo, Mando de Sistemas de Artillería de Costa y Asesor de Género en Operaciones. Además ha cursado el Máster Universitario en Inteligencia por la UniversidadPegaso de Nápoles y es Experto Universitario en Metodología de la Investigación por laUniversidad de Granada. Ha participado en numerosos seminarios nacionales e internacionales y en la redacción de documentos geopolíticos y de carácter prospectivo. Durante los años 2017 y 2018 ha dirigido la contribución nacional al proyecto internacional “Countering Hybrid Warfare” enmarcado en la Campaña de Desarrollo de Capacidades Multinacionales (MCDC), una iniciativa para desarrollo de soluciones multinacionales liderada por Estados Unidos en que han participado treces países y varias organizaciones internacionales, entre ellas la Unión Europea y el Centro de Excelencia de la Unión Europea Frente a las Amenazas Híbridas.


[1] El Planeamiento de la defensa es un proceso ordenado que comienza cada seis años. Comienza con una fase de definición que dura dos años, seguida de una fase de ejecución durante los siguientes seis años, de los que los dos últimos se solapan con la Fase de Definición del siguiente ciclo.


Oferta Formativa relacionada

Máster en Amenazas Híbridas, Seguridad y Defensa

El Máster en Detección, Gestión y Prevención de Amenazas Híbridas es una titulación oficial de II livello (segundo nivel) de la universidad Pegaso de Italia que da acceso al Doctorado debido a su adaptación y acogida al plan Bolonia y al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Este Máster Oficial en Amenazas Híbridas surge a partir de la gran necesidad actual por ofrecer respuestas multidisciplinarias efectivas a un fenómeno innovador y global de alta complejidad, puesto que la proliferación de amenazas híbridas pone en riesgo a las instituciones de nuestras sociedades democráticas, que requieren un alto grado de profesionalidad a la hora de enfrentarlas.

Más información en nuestra página https://www.iniseg.es/terrorismo/masteres-oficiales/master-amenazas-hibridas.html

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cinco × 2 =