sri lanka

National Thowheeth Jama’ath, grupo terrorista acusado del acto terrorista en Sri Lanka

El pasado domingo 22 de abril, Sri Lanka fue víctima de unos brutales atentados que causó la muerte de al menos 290 personas.

A este escandaloso número de fallecidos hay que sumarle las 500 personas heridas que dejaron los ataques suicidas de un grupo vinculado al movimiento yihadista global: National Thowheeth Jama’ath (NTJ).

Pero ¿Sabemos quiénes son realmente este grupo de terrorista? ¿Cuál es su objetivo y los motivos? David Odalric de Caixal i Mata: Director del Área de Terrorismo y Defensa de INISEG, nos muestra una pequeña reflexión sobre este nuevo grupo terrorista.

National Thowheeth Jama’ath, grupo terrorista en Sri Lanka

Se cree que el National Thowheeth Jama’ath  (NTJ) surgió como una organización extremista., alrededor de  2016, como separación de la organización Sri Lanka Thowheed Jamath (SLTJ), de similar orientación pero quizás menos violenta. Hasta la actualidad sólo era conocida por sus actos de vandalismo contra estatuas y templos budistas.

Sin embargo, el portavoz del gobierno de Sri Lank, Rajitha Senaratne, señalo este lunes que el NTJ estaba detrás de los ataques del domingo y una “agencia de inteligencia en el extranjero” consideraba que habían  dado el salto al terrorismo con la ayuda del movimiento yihadista global, tras haber lanzado una serie de ataques suicidas en tres iglesias cristianas y tres hoteles de lujo en la ciudad de Colombo pues se excedieron especialmente con la minoría cristiana del país.

El final de la Semana Santa, el Domingo de Resurrección, nos dejó unos datos escalofriantes:  ocho explosiones en iglesias y hoteles que mataron a 290 personas e hirieron a otras 500, lo que supone un giro dramático para este grupo que podría estar vinculado al movimiento yihadista global.

El NTJ es la rama del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Sri Lanka. Su objetivo es difundir la yihad global. Por su parte, Alto Labetubun, experto en terrorismo, ha explicado también que estos ataques sincronizados y con terroristas suicidas no son comunes en el país sino que habrían recibido ayuda de la yihad global.

Cientos de cristianos mueren cada año asesinados a manos del Islam. Ciertamente, no es un titular que ocupe los periódicos de Occidente, pero en zonas como Vietman del Norte donde 3000.000 cristianos viven la religión clandestinamente ocupan una preocupación constante. Pero la lista mundial de cristianos perseguidos en los últimos años se expande de manera vertiginosa: en el año 2017 fueron asesinados 3.066 cristianos (tengamos en cuenta que en 2016 fueron 1.207 los asesinados). Así lo revela, la Lista Mundial de la Persecución, elaborada por la organización Puertas Abiertas.

En 2018 en España se perpetraron más de 100 ataques a la libertad religiosa de los cristianos. Unos ataques que podríamos vincular a la confusión existente entre la “aconfesionalidad” y el ‘laicismo agresivo’ y a la actitud de ‘algunos partidos políticos a eliminar la religión de la vida pública y ridiculizan a los cristianos’.

La distribución religiosa en Sri Lanka

El 10% de la población de Sri Lank (con 21 millones de habitantes) es musulmana, mientras que los cristianos representan el 7%. La gran mayoría del país es budista.

ataque sri lanka

En los últimos años, la influencia de las ramas más extremistas del islam (el salafismo y el wahabismo) ha crecido entre la comunidad musulmana. A su vez, la formación budista ultranacionalista Bodu Bala Sena ha incitado el odio hacia musulmanes y cristianos.

De hecho, en 2018, el Gobierno del país tuvo que declarar el estado de emergencia tras varios enfrentamientos entre musulmanes y cingaleses budistas. Ataques coordinados entre diversas células locales y extranjeras vinculadas a Al-Qaeda y el ISIS.

Desde el Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista OCATRY, hemos publicado en diversas ocasiones que tanto Al-Qaeda como el ISIS estaban buscando expandir su presencia en el sur de Asia. Incidiendo como posibles objetivos de atentados: Bangladesh, Myanmar, India y Sri Lanka.

Sucesos del trágico domingo de Resurrección

Según informan las agencias internacionales, las explosiones comenzaron a las 8:45 de la mañana (05:15, hora peninsular española) en tres iglesias cuando estaban llenas de fieles celebrando la Pascua de Resurrección.

En una de ellas, la de San Sebastián en Negombo, al oeste del país, habrían muerto al menos 67 personas. En la iglesia evangélica de Zion, al este de la isla, habrían muerto otras 25 personas. También fue atacado el santuario de San Antonio en un distrito de la capital de Colombo, donde habrían sido asesinadas otras 30 personas.

Junto a las iglesias, en un plazo de media hora hubo explosiones en tres hoteles de lujo de Colombo: Sangri-La, Kingsbury y Cinnamon. En medio de la histeria general, avivada por los rumores propagados por internet, poco después se registraron otras dos explosiones: una en un pequeño hotel frente al zoo en el suburbio de Dehiwala, que habría matado a tres policías y a un terrorista que se había inmolado, y otra en el distrito de Dematagoda.

También habría que analizar los fallos cometidos en la seguridad, con lo que se pudo haber evitado la tragedia.

Entre los principales fallos, fueron los ataques a los hoteles de lujo. Los terroristas tenían habitaciones en los hoteles. Y de hecho uno de ellos, se registró con el mismo nombre y el mismo carné de identidad.  En el hotel Cinnamon “el suicida se puso a la cola para el desayuno especial de Pascua, esperó su turno con el plato en la mano hasta que estaba a punto de que le sirvieran y entonces hizo detonar los explosivos“, relataba el periódico Daily FT. La estrategia llevada a cabo en el resto de los hoteles, por parte de los terroristas, fue la misma, se comportaron como simples turistas.

La alarma desatada en Sri Lanka

Los canales del Gobierno afirman que no les llego  información relacionada con los ataques, pero algunos servicios de inteligencia lo estaban alertando. En las últimas investigaciones llevadas a cabo por la policía y el ejército se han descubierto otros 87 detonadores en una estación de autobuses de Colombo, con lo cual estaban preparados para explosionar en otras zonas de la capital.

Las imágenes que llegaban de los lugares siniestrados mostraban la magnitud de la tragedia, con una de las iglesias llena de escombros y cuerpos esparcidos, mientras la gente trataba de socorrerlos.

Para controlar la situación, el Gobierno de Sri Lanka declaró el toque de queda desde las seis de la tarde hasta la seis de la mañana (hora local). «Condeno enérgicamente estos ataques cobardes contra nuestra gente. Apelo al pueblo de Sri Lanka a permanecer unido y fuerte en estos trágicos momentos», llamó a la calma el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, en Twitter.

Para que no cundiera aún más el pánico, pidió que no se propagaran «noticias no verificadas y especulaciones» por las redes sociales.

Al parecer estos ataques fueron copiados los de los que cometían los Tigres Tamiles. Durante los años 80 y 90, los Tigres Tamiles controlaron un tercio de Sri Lanka y pusieron en jaque al Ejército con osados ataques que golpearon a la propia capital, Colombo, e incluso a su aeropuerto internacional y al santuario budista.

Por todo ello, la guerrilla fue incluida por Estados Unidos y la Unión Europea en la lista internacional de organizaciones terroristas. El fracaso de las conversaciones de paz con el Gobierno, las deserciones y el Ejército acabó con los Tamiles en 2009.

Tras el análisis de esta serie de atentados contra la comunidad cristiana y el principal motor económico del país: el turismo, Sri Lanka, estos atentados llevan la huella y la marca del islamismo radical, de la yihad global. Estos ataques no han sido llevados a cabo por un grupo de terrorista ordinario, o por una banda de criminales.

La embajada de los EEUU en Colombo ha advertido de que estos grupos terroristas continúan preparando ataques en Sri Lanka. Estos grupos islamistas apoyados por la yihad global podrían atacar con poca o ninguna advertencia las áreas públicas del país.

Formación en materia de terrorismo

El terrorismo constituye una de las amenazas más graves para la paz y seguridad internacionales.

Actualmente, existe una proliferación de grupos yihadistas internacionales como es el caso de Sri Lanka. Son movimientos organizados y orientados por el espíritu de Al Qaeda y Daesh,  en amplias zonas del mundo.

INISEG, como universidad dedicada a la seguridad, es consciente de que el terrorismo es un delito que debe ser perseguido. Para hacer frente a esta amenaza universal, es necesario profesionales formados en terrorismo.

Por ello te ofrecemos el curso de experto univeristario en terrorismo y geoestrategia internacional y para aquellos con estudios universitarios les invitamos a realizar el Máster oficial de terrorismo yihadista y geoestrategia, de modalidad online y al ser oficial se puede acceder a realizar el doctorado.


 

ataque terrorista sri lanka

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

1 × cinco =