Sistema de Seguridad en Prisiones de Israel

Servicio de Seguridad en Prisiones de Israel durante la pandemia

El siguiente artículo es una traducción al español de su original escrito por el autor más abajo indicado


Opinion: Frequent Coronavirus Testing is Required for all Staff and Prisoners

Opinión: Se requieren pruebas frecuentes de Coronavirus para todo el Personal y los Prisioneros

The preventative measures taken by the Israel Prison Service (IPS) have been successful in maintaining satisfactory conditions for the Israeli incarceration system. However, complacency and the lack of thorough and frequent testing of all prisoners and staff might lead to catastrophic results.

Las medidas preventivas tomadas por el Servicio de Prisiones de Israel (IPS) han tenido éxito en mantener condiciones satisfactorias para el sistema de encarcelamiento israelí. Sin embargo, la complacencia y la falta de pruebas exhaustivas y frecuentes de todos los prisioneros y el personal podrían conducir a resultados catastróficos.

(**Photo: IPS spokesman)

***

For incarceration systems around the world, the Novel Coronavirus (COVID-19) presents a global war on an invisible enemy. Some of the world’s incarceration services responded too late, and did not take the necessary preventative measures.  As seen in the United States, this resulted in thousands of confirmed Coronavirus cases. In Israel, the IPS has taken preventative measures and thus far the situation is under control. However, ongoing complacency regarding a testing array that would encompass all prisoners and staff in the country’s dozens of incarceration facilities, might lead to catastrophic results later on.

Para los sistemas de encarcelamiento en todo el mundo, el Nuevo Coronavirus (COVID-19) presenta una guerra global contra un enemigo invisible. Algunos de los servicios de encarcelamiento del mundo respondieron demasiado tarde y no tomaron las medidas preventivas necesarias. Como se vio en los Estados Unidos, esto resultó en miles de casos confirmados de Coronavirus. En Israel, el IPS ha tomado medidas preventivas y hasta ahora la situación está bajo control. Sin embargo, la complacencia continua con respecto a un conjunto de pruebas que abarcaría a todos los prisioneros y al personal en las docenas de instalaciones de encarcelamiento del país, podría conducir a resultados catastróficos más adelante.

 

The United States: mass Infection of some 1,800 prisoners

Estados Unidos: infección masiva de unos 1.800 prisioneros

So far, over  880,000 people across the US have contracted the Novel Coronavirus. Over 50,000 have died, and the numbers keep rising.  These days, Israel’s powers that be are busy holding poignant, heated debates regarding reopening businesses and resuming normal activities. This is a good time to take a look at what’s happening in the US, Israel’s “big brother”. US policy had belittled the threat, without taking any real preventative measures in order to be prepare in advance. This means, that the individual states’ shutdowns, shelter-in-place and stay-at-home orders meant to contain the virus were put in place too late, when considerable damage was already done.

Hasta ahora, más de 880,000 personas en los Estados Unidos han contraído el nuevo coronavirus. Más de 50,000 han muerto, y los números siguen aumentando. En estos días, los poderes de Israel que están ocupados mantienen debates conmovedores sobre la reapertura de negocios y la reanudación de las actividades normales. Este es un buen momento para echar un vistazo a lo que está sucediendo en los Estados Unidos, el “hermano mayor” de Israel. La política de los Estados Unidos había menospreciado la amenaza, sin tomar ninguna medida preventiva real para prepararse con anticipación. Esto significa que los cierres de los estados individuales, las órdenes de refugiarse en el lugar y permanecer en el hogar destinadas a contener el virus se implementaron demasiado tarde, cuando ya se habían producido daños considerables.

Mass infection was recorded in almost all states, with New York hit the worst. This week, a mass infection of some 1.800 prisoners in Ohio’s Marion Correctional Institution was reported. In total, Ohio’s Department of Health reported some 11,602 prisoners who tested positive for the virus, during mass, state-wide testing done on all prisoners. The number of deaths among infected prisoners in the State of Ohio had risen by 20 this past week alone, reaching 471.

La infección masiva se registró en casi todos los estados, y Nueva York fue la peor. Esta semana, se reportó una infección masiva de unos 1.800 prisioneros en la Institución Correccional Marion de Ohio. En total, el Departamento de Salud de Ohio informó que unos 11.602 prisioneros dieron positivo por el virus, durante las pruebas masivas a nivel estatal realizadas en todos los presos. El número de muertes entre presos infectados en el estado de Ohio aumentó en 20 solo la semana pasada, llegando a 471.

2,565 prisoners throughout the State of Ohio are hospitalized, as part of an attempt to save their lives. In comparison, Franklin County already has 1,442 confirmed cases of prisoners who had contracted the virus, and an additional 30 deaths among prisoners who contracted the virus in the county’s prisons.

2.565 prisioneros en todo el estado de Ohio son hospitalizados, como parte de un intento de salvar sus vidas. En comparación, el condado de Franklin ya tiene 1,442 casos confirmados de prisioneros que contrajeron el virus, y 30 muertes adicionales entre los prisioneros que contrajeron el virus en las cárceles del condado.

Decisionmakers are now coming to realize that the crowded prisons throughout the US are creating “infection incubators” for both prisoners and staff. Whereas, in the beginning of the crisis, no real steps were taken in order to prevent the pandemic’s outbreak in prisons, the situation now is different. Releasing prisoners, increasing spacing in the wards, opening provisional facilities, boosting the prisons’ medical and security arrays, providing medical and protective equipment, conducting massive Coronavirus testing for all inmates as well as staff—all of this is already happening.

Los tomadores de decisiones ahora se están dando cuenta de que las prisiones abarrotadas en todo Estados Unidos están creando “incubadoras de infecciones” tanto para los presos como para el personal. Mientras que, al comienzo de la crisis, no se tomaron medidas reales para prevenir el brote de la pandemia en las cárceles, la situación ahora es diferente. Liberar prisioneros, aumentar el espacio en las salas, abrir instalaciones provisionales, aumentar los arreglos médicos y de seguridad de las prisiones, proporcionar equipos médicos y de protección, realizar pruebas masivas de coronavirus para todos los reclusos y el personal, todo esto ya está sucediendo.

The more action is taken, the grimmer the picture becomes. Prisons have turned out to be the most substantial incubators, or petri dishes, of infection in the US. At the moment, most prisons are in lockdown under federal order, with access from the outside world prohibited. Movement inside the prisons themselves are minimal, and the inmates wear protective gear to avoid infection. Family visits have been cancelled, and the connection is now allowed via video chats.

Cuanta más acción se tome, más sombría se vuelve la imagen. Las cárceles han resultado ser las incubadoras más importantes, o placas de Petri, de infección en los Estados Unidos. Por el momento, la mayoría de las cárceles están cerradas bajo orden federal, con acceso desde el mundo exterior prohibido. El movimiento dentro de las cárceles es mínimo y los reclusos usan equipo de protección para evitar infecciones. Se han cancelado las visitas familiares y ahora se permite la conexión a través de chats de video.

Court activity is conducted under this new emergency routine, and most debates are held via remote broadcasting. The number of prisoners being escorted to courts has dropped to almost zero. It is estimated that, as more testing is done in the 8,000 incarceration facilities across the US, the results will be increasingly dire. With that said, the decisionmakers believe—and rightfully so, in my opinion—that this is the only way to respond more effectively and try to contain the spreading of the virus in prisons and among the general public. At the same time, the US is gearing up for continuous hospitalizations of prisoners, and is attempting to provide adequate responses to the number of hospitalized—and as a derivative, the number of those on ventilators—as part of the pandemic’s effects on the incarceration facilities.

La actividad judicial se lleva a cabo bajo esta nueva rutina de emergencia, y la mayoría de los debates se llevan a cabo a través de la transmisión remota. El número de prisioneros que son escoltados a los tribunales se ha reducido a casi cero. Se estima que, a medida que se realicen más pruebas en las 8,000 instalaciones de encarcelamiento en los Estados Unidos, los resultados serán cada vez más graves. Dicho esto, los encargados de tomar decisiones creen, y con razón, en mi opinión, que esta es la única forma de responder de manera más efectiva y tratar de contener la propagación del virus en las cárceles y entre el público en general. Al mismo tiempo, EE. UU. se está preparando para hospitalizaciones continuas de prisioneros, y está tratando de proporcionar respuestas adecuadas a la cantidad de hospitalizados, y como derivado, la cantidad de personas con respiradores, como parte de los efectos de la pandemia en las instalaciones de encarcelamiento.

Sistema de Seguridad en Prisiones de Israel

Israel: tests required for all staff and prisoners

Israel: se requieren pruebas para todo el personal y los prisioneros

Israel has approximately  32 incarceration facilities scattered throughout the country, which hold tens of thousands of prisoners and detainees. As part of the preparedness for dealing with the virus, preventative measures have begun, including closing the facilities to visitors and cancelling family visits. Court hearings are taking place remotely, and according to IPS reports, 9,823 hearings have been done via video chat. Some 450 prisoners were granted leave of absence in order to create spacing and dilute cell crowding.

Israel tiene aproximadamente 32 centros de encarcelamiento dispersos por todo el país, que albergan a decenas de miles de prisioneros y detenidos. Como parte de la preparación para lidiar con el virus, se han iniciado medidas preventivas, incluido el cierre de las instalaciones a los visitantes y la cancelación de las visitas familiares. Las audiencias judiciales se llevan a cabo de forma remota y, según los informes de IPS, se han realizado 9.823 audiencias por video chat. A unos 450 prisioneros se les concedió un permiso de ausencia para crear espacio y diluir el hacinamiento celular.

A Coronavirus testing array was put into place. So far, sample testing had been done on about 320 prisoners and 260 staff members. Coronavirus protection equipment for both staff and prisoners had also been introduced. Protocols were heightened and reorganized, and the various prison factories have begun manufacturing protective gear, such as masks and other devices.

Se colocó una matriz de prueba de Coronavirus en el lugar. Hasta ahora, se habían realizado pruebas de muestra en unos 320 prisioneros y 260 miembros del personal. También se introdujeron equipos de protección contra el coronavirus tanto para el personal como para los presos. Los protocolos se intensificaron y se reorganizaron, y las diversas fábricas penitenciarias han comenzado a fabricar equipos de protección, como máscaras y otros dispositivos.

Are all of these actions effective? We will know the answer the further we advance with the war on the virus, and the clearer the situation becomes. But undoubtedly, these are correct and important steps in preventing mass outbreaks in the prisons. However, many additional steps are required. One of the most substantial elements is testing all incarceration facilities staff and prisoners, as part of the realization and understanding that they hold the highest risk in Israel to both contract the virus and infect others.

¿Son efectivas todas estas acciones? Sabremos la respuesta cuanto más avancemos con la guerra contra el virus y más clara sea la situación. Pero sin duda, estos son pasos correctos e importantes para prevenir brotes masivos en las cárceles. Sin embargo, se requieren muchos pasos adicionales. Uno de los elementos más importantes es testear a todo el personal de las instalaciones de encarcelamiento y a los prisioneros, como parte de la realización y comprensión de que ellos tienen el mayor riesgo en Israel de contraer el virus e infectar a otros.

In the US, this realization had only begun seeping in when outbreaks continued and even worsened among prisoners and staff. If, God forbid, a substantial outbreak, as is now seen in the US, will occur in Israel, it will be hard to deal with. We must also remember that, in addition to the immediate threat posed by the virus, the prison authorities must also handle dangerous prisoners, including murderers, members of crime organizations, and terrorists, who must be handled using the right security measures.

En los Estados Unidos, esta comprensión solo había comenzado a filtrarse cuando los brotes continuaron e incluso empeoraron entre los prisioneros y el personal. Si, Dios no lo quiera, un brote sustancial, como se ve ahora en los Estados Unidos, ocurriera en Israel, sería difícil de tratar. También debemos recordar que, además de la amenaza inmediata que representa el virus, las autoridades penitenciarias también deben manejar prisioneros peligrosos, incluidos asesinos, miembros de organizaciones criminales y terroristas, quienes deben ser manejados utilizando las medidas de seguridad adecuadas.

The thought that a few simple steps will bring an end to the war on this virus is simply mistaken. According to estimates, the Novel Coronavirus is here for at least another winter. Coping with it must be consistent and over time, it must provide durability as well as the ongoing availability for both staff and prisoners to hold frequent testing rather than rest on one’s laurels. There are now reports coming from China about a second wave, as well as from Singapore, which already appeared to have defeated the virus.

La idea de que unos simples pasos pondrán fin a la guerra contra este virus es simplemente errónea. Según las estimaciones, el nuevo coronavirus está aquí por al menos otro invierno. Afrontarlo debe ser coherente y, con el tiempo, debe proporcionar durabilidad y la disponibilidad continua tanto para el personal como para los presos para realizar pruebas frecuentes en lugar de descansar en los laureles. Ahora hay informes procedentes de China sobre una segunda ola, así como de Singapur, que ya parecen haber derrotado al virus.

To provide a broader scope than the prism of the incarceration facilities, another important realization is that performing mass testing on the entire population is a necessary move in today’s reality, in order to understand what the situation really is, and effectively combat this invisible enemy.

Para proporcionar un alcance más amplio que el prisma de las instalaciones de encarcelamiento, otra realización importante es realizar pruebas masivas en toda la población, es un movimiento necesario en la realidad actual, para comprender cuál es realmente la situación y combatir efectivamente a este enemigo invisible.


Sobre el Autor

Colonel Retired Nathan Paz, founder and Co-Ceo of Infinity-Intelligence Ltd


Nathan Paz Coronel (Ret.),Israel Defense Forces. Propietario y CO-CEO de Infinity Intelligence Ltd, aporta más de 24 años de experiencia en gestión de prisiones, fuerzas especiales e inteligencia. Experto en la lucha contra el crimen y las tácticas de terror: dentro, y fuera de las instalaciones de la prisión. Más de 10 años de experiencia en las unidades especiales de la policía fronteriza israelí. Ex Jefe de la unidad nacional de inteligencia especial “DROR”. Comandante de la prisión de máxima seguridad “RAMON”. Jefe del departamento de investigación y evaluación de la división de inteligencia del IPS. Investigador asociado en el Instituto de TIC contra el terrorismo, Herzliya. Nathan posee dos títulos de licenciatura: estudios de criminología y aplicación de la ley de la “Universidad OP” graduados con honores, y una licenciatura en leyes de la Universidad “Bar-llan”

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

18 + 9 =